Nos encantaría poder llenarlo de barro...

Tras la presentación oficial de la octava generación del Chevrolet Corvette 2020, no son pocos los que se atreven a imaginarlo con distintos paquetes estéticos o aerodinámicos.

Un ejemplo es la propuesta, en forma de recreación por ordenador, que hace X-Tomi Design, que ha subido a su cuenta de Facebook, una imagen en la que podemos ver al primer Corvette con el motor situado en posición central trasera, luciendo modificaciones que le capacitarían para circular por el campo de una forma más sencilla.

 

Una suspensión más elevada y unas protecciones en los pasos de rueda permiten que este superdeportivo norteamericano haga soñar a los más aventureros. Y no te preocupes por el equipaje, porque encima del techo tienes un cofre, para transportar todo lo que tengas previsto utilizar en tu escapada de fin de semana.

Siendo realistas, no creemos que una versión así pueda pueda tener un hueco en el mercado, pero en el caso de existir una versión equipada con tracción total, la cosa sería diferente y mucho más apetecible.

Y es que algunos rumores hablan de que se estaría desarrollando un Corvette C8 híbrido, que podría superar los 1.000 CV y que añadiría un motor de eléctrico en el eje delantero.

Este último, acompañaría al actual propulsor LT2 de gasolina V8 atmosférico, que cubica 6,2 litros y ofrece un rendimiento de 502 CV.

Galería: Chevrolet Corvette Stingray 2019

Con el paquete más prestacional, denominado Z51, la potencia se incrementa en 31 CV, además de incorporar elementos que lo hacen más radical, como un sistema de escape deportivo o un sistema de frenos más potente, con pinzas específicas, entre otros.

Siguiendo con la imagen, cortesía de X-Tomi Design, no es que llegue a ser un coche precisamente para participar en rallies, pero quizá algunos clientes estarían dispuestos a comprar unidades con esta apariencia y capacidades off-road. Seguiremos soñando...