Esta nueva manera de multar sigue extendiéndose por Europa y parece cuestión de tiempo que llegue a España.

Hace algún tiempo, ya te hablamos de los nuevos radares de ruido, una novedosa y revolucionaria forma de multar. Pues bien, su implantación y extensión por todo el territorio europeo parece una realidad.

Si primero comenzaron a funcionar en Suiza y, posteriormente, en Reino Unido, ahora ya se han quedado a las puertas de nuestras fronteras. A fin de cuentas, según hemos podido leer en Motor1.com Francia, el país vecino ya está probando esta nueva fuente de sanciones.

Galería: Radares de velocidad (fijos y móviles)

Según comentan, se ha instalado uno de estos dispositivos en Saint-Forget (región de Ile-de-France), en la D91, también conocida como la Route des 17 Tournants. Un nombre que te puede dar una idea del tipo de carretera que se trata, realmente virada, y el tipo de conductores que llegan hasta ella en busca de diversión.

Este nuevo tipo de radar está diseñado para captar y sancionar a los vehículos excesivamente ruidosos, ya sean coches o motos. Eso sí, por ahora, está en fase de pruebas y no toma imágenes de las matrículas de los infractores. De este modo, en lugar de enviar una multa en firme, muestra una advertencia a conductores y motoristas 'ruidosos'.

Bautizado como 'Medusa', este radar de ruido está compuesto por cuatro micrófonos, capaces de detectar el sonido hasta diez veces por segundo. Y, según informan nuestros compañeros, parece que ya hay listo un segundo dispositivo, para ser instalado en Saint-Lambert.

Yamaha FJR 1300 2016

"La contaminación acústica no es solo una molestia, sino también, un problema de salud pública con graves repercusiones.[...] Tras esta prueba, será necesario adoptar medidas legislativas y reguladoras. Se trata de un primer paso para controlar el ruido y disuadir a sus causantes", afirma Jean-Noël Barrot, diputado francés y responsable de la puesta en marcha de la prueba.

¿Llegarán también a España? Hasta el momento, no tenemos constancia de que se trabaje en ello. Sin embargo, no lo descartamos, viendo que cada vez es algo más frecuente entre nuestros 'vecinos' europeos.

Fuente: Motor1.com Francia