Técnicamente, no está tipificado como sanción... aunque, en ciertos casos, sí que se puede multar esta conducta.

En verano nos solemos relajar con algunas conductas al volante y, aunque pueda parecer un detalle sin importancia, en términos de seguridad vial, muchos conductores se hacen la misma pregunta en la época estival: ¿pueden multarme por conducir sin camiseta?

Sin duda, es un caso parecido al que te contamos en esta web, sobre las sanciones relacionadas con el uso de las chanclas al volante. Dos tendencias que numerosos conductores adoptan en verano, sobre todo, en los trayectos hacia la playa o la piscina. 

Galería: Coches de la Guardia Civil

En este sentido, la respuesta es clara: en el Reglamento General de Circulación no hay un artículo o epígrafe que prohíba esta conducta como tal y, por lo tanto, no se sanciona... directamente.

Sin embargo, al igual que sucede con las chanclas, puede entrar en juego la interpretación de la autoridad competente, tal y como puedes ver en el siguiente tuit, publicado en la cuenta oficial de la Guardia Civil:

 

El argumento que esgrime la Guardia Civil para multarte si conduces sin camiseta es claro: si la conducta interfiere en la conducción o puede provocar lesiones, llegado el caso (un accidente por ejemplo), habrá multa de por medio. Que por cierto, lo normal es que fuera de 80 euros, sin retirada de puntos (40 euros, si se abona en el periodo sujeto a la reducción del 50%).

Y esa argumentación sí que se acoge en el Reglamento General de Circulación; concretamente, en dos artículos, el 17.1 y el 18.1. El primero de ellos, dice así: "Los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos o animales".

Por su parte, el segundo, afirma: "El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos".

Así que ya sabes, ahora, queda en tu mano tomar el riesgo de conducir sin camiseta... y que acabes siendo multado.