El especialista británico podría llegar hasta los 450 CV con unas ligeras modificaciones en el sistema de escape.

El mundo de los preparadores de automóviles es casi tan extenso como el de los fabricantes de automóviles. Unos no pueden vivir sin los otros y, en este caso, el preparador británico Litchfield Motors, conocido por otros trabajos como la potenciación del Nissan GT-R con 675 CV, nos sorprende con otra creación. Con apenas unos meses de vida, el nuevo Toyota Supra 2020 ya ha sido objeto de modificaciones para mejorar sus prestaciones.

Galería: Toyota Supra 2020 modificado por Litchfield

En este sentido, la empresa inglesa ha decidido realizar una primera toma de contacto suave, centrándose en la gestión electrónica de la ECU. De esta forma, después de unos pequeños ajustes, el motor de seis cilindros turboalimentado elevó el listón de la potencia disponible hasta los 420 CV, con un par motor de 597 Nm. Un incremento considerable, si tenemos en cuenta los valores de fábrica: 340 CV y 500 Nm de par.

Esa modificación suave no es ninguna exageración. Las pruebas llevadas a cabo por Litchfield demostraron que en su banco de potencia del especialista Maha, sin ningún tipo de modificación, ya alcanzaba los 380 CV de potencia, con 529 Nm de par motor. De esta forma, después de modificar la gestión electrónica de la centralita, los chicos de Litchfield pudieron extraer otros, aproximadamente, 50 CV hexacilíncrido, con 3,0 litros de cilindrada, de origen BMW.

Toyota Supra 2020 modificado por Litchfield

Pero no creas que estopa sido suficiente para Lichtfield. Sabemos que, además de la reprogramción electrónica, el preparador británico ya está trabajando junto a los especialistas Milltek y Akrapovic, para desarrollar un sistema de escape específico con un único objetivo en mente: alcanzar los 450 CV de potencia. Te diremos que Akrapovic ya ha realizado trabajos específicos previos para el Supra y que el resultado final ha sido increíble.

Toyota Supra 2020 modificado por Litchfield

Otros elementos que Lichtfield está valorando modificar son, por ejemplo, un radiador de mayor tamaño, así como modificaciones en el chasis y la suspensión, para los que ha pedido ayuda a los especialistas Bilstein y KW. De esta forma, es bastante previsible que cuando el preparador anuncie el siguiente paquete de mejoras mecánicas, también incluya sorpresas en el apartado de la amortiguación. Pero, para conocer esas nuevas sorpresas, todavía tendremos que esperar un tiempo.

Fuente: Litchfield via Piston Heads