Probablemente, es uno de los 'Cavallino Rampante' más baratos de la historia... y no implica una restauración complicada.

El título del artículo puede parecer engañoso y surrealista, sin embargo, es probable que estés viendo el Ferrari más barato de la historia. Lo cierto es que este 599 GTB se vio envuelto en un accidente en China, antes de acabar abandonado por su propietario para evitar responder ante la justicia.

Según las imágenes publicadas por las autoridades chinas, los daños en el superdeportivo no parecen significativos. De hecho, ni siquiera saltaron los airbags. Sin embargo, cuando la policía llegó al lugar del incidente, comprobaron que este Ferrari no podía circular legalmente por el país, ya que montaba placas falsas y carecía del seguro obligatorio. 

Galería: Ferrari 599 GTB abandonado en China

Ante esta situación, los agentes llevaron el 599 GTB a una campa e intentaron encontrar al dueño, aunque la búsqueda fue en vano. Finalmente, después de meses de investigación, el Ferrari será subastado próximamente. 

El coche no podrá utilizarse en China, tal y como han informado las autoridades. De hecho, aseguran que es un vehículo destinado a chatarra, por lo que han fijado un precio 'absurdo', 309 euros, que si incluimos el 30% de descuento fijado, se queda en 216. No, no es una broma...

A pesar de esta ganga inicial, los interesados en el coche tendrán que pujar alto y el comprador deberá abonar cerca de 1.300 para cubrir los distintos gastos. Como el 599 GTB no se puede conducir en China, lo lógico sería exportarlo.  

Sin embargo, no se especifica si el coche puede salir del territorio chino para encontrar una segunda vida en un país extranjero, aunque todo es negociable con dinero por delante... 

Ferrari 599 GTB a la venta en China

Cabe recordar que este modelo cuesta como mínimo unos 100.000 euros, en el mercado de segunda mano. Dispone de un motor 6.0 V12 con 620 CV, que en el caso de esta unidad abandonada parece posible 'resucitar'. 

En materia de prestaciones, firma una velocidad máxima de 330 km/h y una aceleración de 0 a 100 en 3,7 segundos. Desde luego, parece un buen negocio hacerse con él y restaurarlo como este coche merece...

Fuente: The Sun