Es un verdadero sacrilegio...

En Internet, no resulta extraño ver superdeportivos en un estado deplorable. Si recuerdas, hace unas pocas semanas, te mostramos un par de cementerios de vehículos en Dubái, repletos de modelos tan exclusivos que jamás podríamos adquirir la mayoría de los mortales.

Todos estos coches tienen una historia detrás. Algunos sufrieron graves accidentes, otros fueron incautados por los tribunales y una pequeña parte de ellos fueron abandonados por sus crueles dueños. En India, un Audi R8 V10, del año 2012, lleva pudriéndose durante meses en el aparcamiento de una comisaría de policía.   

La trayectoria de este vehículo no está muy clara. Algunos aseguran que perteneció a Virat Kohli, un famoso jugador indio de críquet. Presumiblemente, lo vendió a Sagar Thakar y este se lo regaló a su novia. Tras estar involucrado en un delito de estafa, Thakar vio cómo la policía india le confiscó el R8, pero en lugar de venderlo en una subasta, las autoridades decidieron abandonarlo. 

'

Según la misma fuente, el habitáculo y el motor del coche están inundados. Prácticamente, se necesitaría un milagro para que el propulsor V10 resucitara, aunque podría darse el caso de alguien dispuesto a costear esta millonaria reparación... 

Si tú te planteas devolverlo a la vida, te informamos de que el coche se encuentra en la ciudad de Thane, al oeste del país, muy cerca de Bombay. 

Esta versión del Audi R8 entregaba 525 CV, aceleraba de 0 a 100 en 3,9 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 316 km/h. Desde luego, como puedes comprobar en el siguiente vídeo, choca mucho ver este vehículo Premium entre coches y motos humildes. 

Este Audi R8 vivió días felices...

'

Fuente: Automobili Ardent

Galería: Audi R8 V10 plus 2017 prueba