Anuncia algunos cambios estéticos e incorpora un sistema de hibridación ligera que hace posible que obtenga la etiqueta Eco.

El renovado Land Rover Discovery Sport 2020 llega con ligeras mejoras a nivel estético, tecnológico y mecánico.

En el aspecto exterior, encontramos unos faros revisados, que incorporan tecnología de tipo LED, así como un paragolpes de líneas más limpias y con dos entradas de aire, en forma vertical, una a cada lado. Estas últimas, de hecho, son el detalle claramente diferenciador frente al modelo anterior.

La zaga cuenta con unos pilotos de nueva factura, de líneas más afiladas, complementados por un paragolpes estilizado, que oculta las salidas del sistema de escape.

Galería: Land Rover Discovery Sport 2020

El habitáculo de este SUV medio, que seguirá estando disponible en versiones de 5 y 7 plazas, también se ha beneficiado de ligeras mejoras, que lo acercan a una mayor calidad percibida. Además, la parte trasera ofrece un maletero de 897 litros, cuyo volumen puede extenderse hasta los 1.794, si se abaten los respaldos de la segunda fila de asientos.

El sistema de infoentretenimiento integra la tecnología Touch Pro, con distintos tamaños de pantalla que usan tecnología LCD; la más grande, de 10,0 pulgadas.

Además, entre su equipamiento aparecen elementos como la instrumentación digital de 12,3 pulgadas, el punto de acceso wifi, una función de recarga inalámbrica mediante inducción y el retrovisor virtual ClearSight, entre otras novedades.

Land Rover Discovery Sport 2020

Gracias a la tecnología ClearSight Ground View, el Land Rover Discovery Sport 2020 ofrece una vista de 180 grados por debajo del automóvil, lo que permite un avance más seguro en áreas todoterreno con importantes dificultades.

Mecánicamente hablando, solo una de sus versiones se homologa con el distintivo ecológico C, mientras que el resto obtiene la etiqueta Eco.

En el caso del primer de los supuestos, la versión catalogada con la pegatina C, cuenta con un motor turbodiésel que cubica 2,0 litros y desarrolla 150 CV. Se configura junto a la caja de cambios manual de seis velocidades y la tracción 4x2.

En la gama restante, catalogada como Eco, se ofrece, por un lado, un bloque turboalimentado de gasóleo, con 2,0 litros de cilindrada, que permite elegir entre tres niveles de potencia: 150, 180 y 240 CV.

La otra opción mecánica de gasolina es similar en características a la turbodiésel, pero con 200 o 250 CV de rendimiento.

A excepción de la versión 4x2 de ciclo diésel con 150 CV, el resto incorpora un sistema de hibridación ligera de 48 V, capaz de asistir al propulsor térmico para mejorar la eficiencia y, además, necesaria para obtener la etiqueta Eco.

Del mismo modo, solo están disponibles con tracción total y asociados a la transmisión automática con convertidor de par y nueve velocidades. Y hablamos en presente, porque según la información global de la marca, ya se ha abierto el periodo de reservas. ¿El precio? 31.575 libras, en el mercado británico, que equivalen a 35.800 euros. En cuanto conozcamos las tarifas para España, actualizaremos la información.