El Aston Martin no será el único vehículo que aparezca en el próximo film del espía británico.

Seguro que ya sabes que está en camino una nueva película de James Bond y algunas fuentes señalan que el espía más famoso del mundo conducirá el nuevo Aston Martin Rapide E, un deportivo eléctrico con 610 CV de potencia. Pero en este artículo no vamos a centrarnos en el mencionado vehículo, sino en un Land Rover Serie III.

Como puedes comprobar en las imágenes, ya ha comenzado el rodaje del film y el actor Daniel Craig también emplea este todoterreno clásico en sus desplazamientos.

 

La sinopsis oficial de la película explica que la trama comienza en Jamaica, donde James Bond se encuentra disfrutando de su jubilación. ¿Cómo encaja el Land Rover en este inicio? Lo sabremos cuando disfrutemos del film. 

Land Rover participa en la saga de James Bond desde la vigésima cinta, titulada Muere otro día, cuando la empresa aún pertenecía a Ford. Por su parte, Aston Martin también estará presente en la nueva aventura del espía, pero queda saber si con su novedad eléctrica.

Lógicamente, el Serie III no es el vehículo ideal para escapar o perseguir a los delincuentes, por lo que Bond simplemente lo empleará como un medio de transporte llamativo. Por cierto, parece que la película se estrenará el próximo mes de abril. 

 

El coche con el que Craig podría lucir 'manos' es el Rapide E, que declara una aceleración de 0 a 96 km/h (60 mph) en menos de 4,0 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente).

Solo se fabricarán 155 unidades de este vehículo, que se producirá en la nueva planta de Aston Martin en Gales, de donde saldrá también el DBX, el primer SUV de la marca británica. No se tú, pero nosotros ya estamos deseando volver a escuchar la mítica frase: "Me llamo Bond, James Bond". 

Galería: Aston Martin Rapide E 2019