Las banderas británica y china de la carrocería corresponden a la nacionalidad y a la compañía dueña de la marca, respectivamente.

El salón de Shanghái ha albergado la presentado de un atractivo concept car, preparado para los circuitos de velocidad. Se trata del Lotus Evora GT4 Concept 2019, que luce las banderas británica y china en la carrocería, haciendo alusión a la nacionalidad y a la compañía dueña de la marca inglesa.

Galería: Lotus Evora GT4 Concept 2019

Este vehículo emplea el mismo chasis de aluminio que el Evora de calle, pero la carrocería presenta cambios para mejorar la aerodinámica y la refrigeración de la mecánica y los frenos. Así las cosas, el frontal lo hereda del Evora GT430, pero incluye un splitter y apéndices en los laterales, hechos en fibra de carbono.

En el lateral, se pueden observar aberturas para reducir el calor de los discos traseros, mientras que, en la zaga, se han instalado un enorme difusor y un gran alerón, también de carbono.

Si analizamos el habitáculo, encontramos una jaula antivuelco, arneses y un asiento aprobados por la FIA, así como un interruptor de apagado y un extintor de incendios. También la instrumentación ha sido modificada, para incluir una pantalla TFT a color de 6,0 pulgadas, que incluye registro de datos y alertas por problemas críticos. 

El Lotus Evora GT4 Concept 2019 lo pondrán a punto, para confeccionar el modelo de serie definitivo, los pilotos chinos Cui Yue y Gaoxiang Fan. Yue, de 29 años, ganó el Campeonato de China de Turismos en 2014, y ha competido en el Gran Premio de Fórmula China y en las series China GT, así como en la Porsche Carrera Cup Asia, en 2018.

Lotus Evora GT4 Concept 2019
Lotus Evora GT4 Concept 2019

Por su parte, Fan, de 25 años, fue el campeón de China de Turismos en 2017. Ambos pilotos y todo el equipo coordinarán sesiones de entrenamiento y puesta a punto en China, aunque también pasarán parte de su tiempo en la sede central de Hethel (Gran Bretaña). El objetivo es competir con el coche definitivo en 2020.  

Gavan Kershaw, jefe de Ingeniería de Lotus, aseguró: "Con nuestro conocimiento y la base de un coche con chasis rígido, un centro de gravedad bajo y una suspensión de doble trapecio, este vehículo de carreras dará al piloto una ventaja competitiva desde el principio".