La tercera generación del todocamino dispone de tres versiones electrificadas.

Aprovechando el evento Go Further, la marca americana ha presentado el Ford Kuga 2019, la tercera generación del SUV compacto que, sorprendentemente, dispone de tres versiones ecológicas: 'mild-hybrid', híbrida y PHEV (enchufable). 

Técnicamente, el nuevo todocamino toma como base la plataforma C2, la misma que emplea el Focus, con el que también comparte línea estética. De hecho, al primer vistazo, recuerda claramente al compacto, una decisión que gustará a algunos y decepcionará a otros, en función de los gustos personales. 

El Ford Kuga 2019 gana 89 milímetros de longitud, alcanzando los 4,61 metros. De este modo, se sitúa mucho más cerca de los modelos de tamaño medio que de los propios SUV compactos. Por ponerte un ejemplo gráfico, el Skoda Kodiaq mide 4,69 metros, mientras que el Karoq se queda en 4,38. 

Por su parte, la distancia entre ejes llega a 2,71 metros, gracias a los 20 milímetros extra generados en esta nueva entrega. Además de ser más habitable, el todocamino estadounidense promete una mayor versatilidad, a partir de unos asientos traseros con reglaje longitudinal, que aseguran un piso plano al abatirse.

El volumen del maletero oscila entre los 410 y los 477 litros de capacidad, en función de la posición de la banqueta trasera. En el caso de optar por un kit antipinchazos, la cifra aumenta hasta los 600 litros. 

Ford Kuga 2019

Como ya hemos comentado, la estrategia electrificada de Ford abarcará toda la gama. El Fiesta y el Focus dispondrán de versiones microhíbridas en 2020, con 155 CV, y el Kuga contará de inicio con una variante híbrida enchufable. 

Esta opción PHEV está formada por un motor de gasolina, tetracilíndrico, con 2,5 litros y ciclo Atkinson, más un propulsor eléctrico, que se alimenta a través de una batería de iones de litio, de 14,4 kWh de capacidad. En total, la potencia combinada llega a 225 CV y la autonomía eléctrica suma 50 kilómetros. 

¿Y el tiempo de recarga? En una toma de corriente de 230 V, el proceso dura alrededor de cuatro horas. En cuanto a la transmisión, es una automática con variador continuo, desarrollada por Ford. 

Ford Kuga 2019

El conductor puede seleccionar cuatro modos de conducción: EV Auto, EV Now, EV Later y EV Charge. Cuando la batería está baja de carga, se circula de forma automática con el primer programa. 

Por su parte, el Kuga EcoBlue Mild-Hybrid recurre a un motor turbodiésel de 2,0 litros y 150 CV, que actúa junto a una red eléctrica de 24 V, capaz de aportar potencia extra en momentos puntuales. Aunque no hay cifra oficial de consumo, esta versión rondará los 5,0 litros cada 100 kilómetros en ciclo mixto homologado. 

Ford Kuga 2019

El último en llegar, a finales de 2020, será el Kuga Hybrid, que dispondrá de los mismos componentes que el enchufable: motor de gasolina de 2,5 litros, propulsor eléctrico, transmisión automática con variador continuo y batería de iones de litio. 

Esta opción podrá adquirirse con uno o dos ejes motrices y rondaría los 5,6 litros cada 100 kilómetros, que equivalen a 130 g/km de dióxido de carbono (CO2). 

Ford Kuga 2019

Según cálculos de Ford, las versiones electrificadas representarán el 40% de las ventas totales. Por supuesto, el Kuga 2019 dispondrá de motores de combustión interna: un gasolina 1.5 EcoBoost, con dos niveles de potencia, 120 y 150 CV, y dos turbodiésel EcoBlue, de 1,5 y 2,0 litros, con 120 y 190 CV, respectivamente.   

Motor Cilindros Consumo medio Emisiones CO2
1.5 EcoBoost 120 CV 3 N.D. N.D.
1.5 EcoBoost 150 CV 3 N.D. N.D.
1.5 EcoBlue 120 CV 4 4,8 l/100 km 127 g/km
2.0 EcoBlue 190 CV 4 5,7 l/100 km 150 g/km

Todas las versiones cumplen con la normativa de emisiones Euro 6d-Temp. Los modelos de gasolina llevan instalados un filtro de partículas y cuentan con un sistema de desconexión selectiva de cilindro, para ahorrar combustible.

El cliente que se decante por una mecánica turbodiésel podrá elegir entre un cambio manual de seis velocidades y una automática con convertidor de par, de ocho. El propulsor de gasóleo tope de gama se asocia exclusivamente a un sistema de tracción total.

Ford Kuga 2019

Por primera vez, el Kuga dispone de un control dinámico de la conducción. Además de los modos Normal, Sport y Eco, tomados del Focus, también cuenta con dos programas para un uso fuera del asfalto: Terreno Resbaladizo y Nieve/Arena.   

La aplicación FordPass también se hereda del vehículo compacto. Entre los servicios que ofrece, sobresalen la ubicación del vehículo, distinta información práctica del coche (autonomía, nivel de aceite...), funciones de control remoto, como la apertura y el cierre de las puertas, y llamada de emergencia eCall. 

Siguiendo con el apartado de la conectividad, el coche dispone de un punto de acceso wifi para diez terminales y navegador con información en tiempo real, gobernable a través de una pantalla táctil de 8,0 pulgadas. Otro monitor, en este caso de 12,3 pulgadas, hace las veces de instrumentación.

Ford Kuga 2019

El habitáculo dispone de la tecnología Active Noise Cancellation, que elimina los ruidos parásitos a través de ondas emitidas desde los altavoces. Otro elemento destacado, desde el punto de vista del confort, es el portón trasero con accionamiento de tipo manos libres. 

El Ford Kuga 2019 se puede conducir de forma semiautónoma, gracias al control de velocidad de crucero adaptativo ACC con Stop & Go y al sistema de mantenimiento de carril. Por su parte, los faros adaptativos con tecnología de tipo LED incluyen asistente de luz de carretera matricial. 

El lanzamiento del SUV estadounidense se producirá a finales de 2019, con acabados Titanium, ST-Line y Vignale. Los precios todavía no se han desvelado para el mercado español.