La justicia falla a favor de Land Rover y habrá indemnización de por medio.

La compañía Jaguar Land Rover ya no tendrá que ver cómo se vende la copia del Range Rover Evoque que la marca china Landwind distribuye bajo el nombre de X7. La justicia del país asiático ha fallado a favor del fabricante inglés, tras una batalla en los tribunales que comenzó en 2016.

El Landwind X7 se presentó en 2014 y lleva en el mercado desde 2015. Obviamente, su exagerado parecido con el SUV compacto Premium no agradó a los mandatarios de la firma, lo que hizo que emprendieran acciones legales.

Galería: Landwind X7 2018

Tras tres años de espera, el Tribunal del Distrito de Chaoyang ha considerado que el Landwind X7 copia cinco características clave del Evoque, lo que ayuda a crear confusión en los clientes. Por tanto, ha solicitado a Jiangling Motor Corporation, compañía que fabrica el modelo, que paralice su producción y venta. También se ha solicitado una indemnización a favor de Jaguar Land Rover.

Si no conocías el Landwind X7, debemos decirte que en China está disponible, o al menos lo estará, hasta que se haga efectiva la sentencia, con dos motores turboalimentados de gasolina, de 1,5 y 2,0 litros, con unas potencias de 150 y 190 CV, respectivamente. Estas mecánicas se acoplan a una caja de cambios automática de ocho velocidades.

Su precio es unos 16.000 euros, al cambio de nuestra divisa. Por tanto, en el mercado chino, este coste es tres veces inferior al del Range Rover Evoque, que acaba de estrenar su segunda generación. Eso sí, parece que el Landwind X7 no podrá acompañarlo en esta nueva etapa.

Esta noticia abre la veda para que otras marcas de coches, que han visto cómo algunos fabricantes chinos copiaban sus modelos más populares, se atrevan a batallar en los tribunales correspondientes. Hablamos de fabricantes como Porsche, Mercedes-Benz, Lamborghini, Audi, BMW, MINI y Volkswagen, entre otros.

Galería: Range Rover Evoque 2020