Desde luego, nos encantaría que fuera así...

Lanzado en el año 1992, el Subaru Impreza fue el modelo encargado de dar fama mundial a una marca que, hasta entonces, era una gran desconocida para los conductores europeos.

En parte, se consiguió gracias a la ayuda de las versiones deportivas, conocidas como WRX y STi, y a la participación de este Subaru en el Mundial de Rallies, en manos de pilotos como Carlos Sainz, Colin McRae, Richard Burns o Petter Solberg.

Pero también, por su célebre rivalidad con el Mitsubishi Lancer Evolution: un duelo que ya es tan legendario como un Madrid-Barça, un Lakers-Celtics o un Coca Cola-Pepsi.

Una historia que, por el momento, se encuentra en una fase de punto y seguido. A fin de cuentas, la última entrega de la saga, ya conocida como WRX STI (sin rastro de la palabra Impreza), está cerca de desaparecer. Una generación que presume de un propulsor bóxer de cuatro cilindros, turboalimentado, con 300 CV de potencia. 

Según parece, Subaru dará continuidad a la 'familia' en el año 2020. Pero hasta que ese momento llegue, movidos por la impaciencia, nos hemos decidido a crear un render que ilumine el futuro.

Galería: Render Subaru WRX STI 2020

La mayor influencia del nuevo modelo será el VIZIV Performance Concept, un prototipo presentado en el año 2017. De él se toman rasgos como el paragolpes delantero, la toma de aire sobre el capó, el difusor trasero, las salidas de escape o los grupos ópticos. Ya en enero de 2018, se dio a conocer el VIZIV Performance STI Concept, con un alerón que podría encajar a la perfección en nuestro protagonista.  

¿Y el motor? Pues viendo el panorama actual, no nos extrañaría que optara por un sistema híbrido enchufable, con una potencia cercana a los 350 CV. Por supuesto, se mantendría fiel a la tracción total. Qué ganas de conducirlo...