Si ruedas en Nürburgring-Nordschleife, por favor, deja la capota puesta.

Dejen paso al descapotable más extremo en la historia de Mercedes-Benz. Si piensas que un superdeportivo de 585 CV a 6.250 vueltas también debe poder conducirse sin techo, probablemente, soñarás con el Mercedes-AMG GT R Roadster 2019 durante mucho tiempo. 

Sí, porque este vehículo hereda todas las cualidades técnicas de 'Hulk'; ya sabes, el apodo cariñoso con el que se conoce a la versión cerrada, por su llamativo color exterior verde. 

Entre esos puntos fuertes, se encuentra, por supuesto, el motor 4.0 V8, biturbo, que entrega 700 Nm de par máximo entre 1.900 y 5.500 rpm. También, la transmisión automática de doble embrague AMG SPEEDSHIFT DCT-7, con siete velocidades, aunque con la primera relación más larga y la séptima, algo más corta.

Con esta dupla, el cabrio germano firma la misma aceleración de 0 a 100 que el coupé, 3,6 segundos. En cuanto a la velocidad máxima, 317 km/h, es prácticamente calcada a la de su 'hermano', que alcanza los 318. Desde luego, un buen anuncio de laca pondría a prueba un peinado a esas velocidades... 

Otra 'perla' instalada en el Mercedes-AMG GT R Roadster 2019 es un sistema de escape de alto rendimiento, que promete un sonido celestial, sobre todo, cuando el techo no actúa de barrera auditiva.

Tampoco conviene olvidarse de la suspensión adaptativa, el sistema de dirección a las cuatro ruedas, el diferencial autoblocante trasero, con control electrónico, ni de los neumáticos Michelin Sport Cup 2, calzados en llantas ligeras de 20 pulgadas. 

Mercedes-AMG GT R Roadster 2019

Si lo comparamos con la carrocería cerrada, el descapotable se beneficia de vías más anchas, 46 milímetros la delantera y 57 la trasera. Además, por toda la carrocería hay repartidos elementos aerodinámicos activos y, para frenar el coche con contundencia, el conductor dispone de discos delanteros de 390 milímetros y traseros de 360.

Por supuesto, en opción, se encuentra disponible un equipo de compuesto carbocerámico, con discos delanteros de 402 milímetros, ideal para los que vayan a entrar con asiduidad en circuitos de velocidad. 

Mercedes-AMG GT R Roadster 2019

El Mercedes-AMG GT R Roadster toma el alerón trasero fijo, de fibra de carbono, del coupé. En cuanto al techo, se ha optado por una capota de lona con tres capas, que se guarda o se despliega en tan solo 11,0 segundos, circulando a una velocidad máxima de 50 km/h. Los refuerzos estructurales habituales suponen 80 kilos extra, registrando el vehículo un peso total de 1.710.   

El deportivo germano hereda el sistema de aire caliente Airscarf, procedente de otros descapotables de la marca de la estrella.   

Mercedes-AMG GT R Roadster 2019
Mercedes-AMG GT R Roadster 2019

La producción de este descapotable de bandera está limitada a 750 unidades, algo que se hace patente a través de una placa situada en la consola central. Mercedes-Benz todavía no ha especificado ni fecha de lanzamiento, ni precios oficiales. En España, este vehículo superará con facilidad los 200.000 euros.