Este concept car anuncia 204 CV y hasta 420 kilómetros de autonomía homologada.

En estos últimos meses, hemos hablado mucho del Volkswagen ID., el primer modelo 100% eléctrico de la marca alemana. Pero he aquí que, en el salón de Ginebra, SEAT mostrará un rival directo, desconocido hasta la fecha, con el nombre el-Born. 

De momento, es un concept car, pero las líneas maestras de este compacto ecológico parecen más que definidas. Al igual que su 'primo' germano, está desarrollado a partir de la nueva plataforma MEB del Grupo Volkswagen. 

La firma de Martorell nos ha proporcionado información muy valiosa sobre el futuro vehículo de producción. Principalmente, que se fabricará en la planta alemana de Zwickau y que se lanzará al mercado en el año 2020, justo después del mencionado ID.  

Volviendo al prototipo, el motor entrega 204 CV, una cifra que perfectamente podría trasladarse al modelo definitivo. Gracias a esta potencia, anuncia una aceleración de 0 a 100 en tan solo 7,5 segundos. Por lo tanto, el ámbito de las prestaciones está más que resuelto...

SEAT el-Born, hasta 420 kilómetros de autonomía

Ahora bien, ¿cuántos kilómetros puede desplazarse este coche entre cargas? Tras realizar el ciclo de pruebas oficial WLTP, el SEAT el-Born declara un máximo de 420, más que suficientes para varias jornadas laborales o algún que otro desplazamiento cercano en fines de semana.

La batería ofrece una elevada capacidad de 62 kWh y puede recargarse al 80% en tan solo 47 minutos, si se emplean los nuevos supercargadores de corriente continua, de hasta 100 kW. Lamentablemente, SEAT no ha facilitado los tiempos en el caso de emplear un Wallbox o una toma de corriente doméstica. 

La firma española asegura que este ejercicio de estilo es un vehículo avanzado, desde el punto de vista aerodinámico. Incluso las grandes llantas de aleación de 20 pulgadas aportan mejoras en este apartado, al igual que el evolucionado spoiler trasero. 

SEAT el-Born

Casi listo para los mercados

El habitáculo también podría saltar perfectamente sin cambios al vehículo de producción. En él, destacan la instrumentación digital y la pantalla central de 10,0 pulgadas, orientada hacia el conductor y destinada a gobernar desde la climatización hasta el sistema de infoentretenimiento.  

Por supuesto, el SEAT el-Born disfruta de ayudas electrónicas a la conducción, de tal forma que ofrece el nivel 2 de conducción autónoma. 

Desde luego, la firma española ha llevado a cabo este proyecto bajo un silencio sepulcral... y sin que hayamos podido cazar ninguna foto espía previa del vehículo. Ahora, tan solo nos quedan unos meses para conocer el modelo definitivo, aunque no habrá grandes diferencias entre él y este concept car.