El presupuesto de esta iniciativa alcanza los 45 millones de euros.

Si estás pensando en adquirir un coche eléctrico, electrificado o de pila de combustible, quizá sea la mejor época, gracias a la entrada en vigor del Plan MOVES 2019, confeccionado por el Gobierno antes de la convocatoria de elecciones. Esta medida, que contempla un presupuesto de 45 millones de euros, está destinada a personas físicas, autónomos y empresas públicas y privadas. 

Las ayudas se desglosan en 15.000 euros para camiones y autobuses, 5.000 para automóviles y furgonetas ligeras y 700 para motocicletas. Además, como complemento, los concesionarios deberán ofrecer un descuento mínimo de 1.000 euros, salvo en el caso de las motos y los cuadriciclos. 

También se contemplan descuentos en la instalación de puntos de recarga, que pueden llegar hasta un 40% del coste. ¿Cómo se gestionará el dinero y de qué forma se convocará este incentivo a la compra? Las comunidades autónomas serán las encargadas de administrar la ayuda.

El Plan MOVES 2019 tiene como objetivo reducir la antigüedad del parque móvil español y limitar las emisiones contaminantes. Lógicamente, todos estos vehículos se benefician de la etiqueta 0 de la DGT, que permite la libre circulación independientemente del protocolo anticontaminación activado. 

No todo es de color de rosa en el ámbito de los coches eléctricos. Según denunció el sindicato UGT, la mano de obra se reducirá un 30% en las fábricas de este tipo de vehículos.

Los especialistas más perjudicados serán los relacionados con la fabricación de motores y cajas de cambio, así como los dedicados al ensamblaje de carrocerías. El principal motivo es el empleo de un menor número de componentes. 

Igualmente, los talleres se verán perjudicados, ya que determinadas revisiones periódicas, como la sustitución del aceite o las bujías, dejarán de realizarse. 

Fuente: ABC