Se vendió en 60 segundos.

Para los coleccionistas de automóviles, adquirir la primera unidad de un modelo como el Ford Mustang Shelby GT500 2019 debe de ser una de las sensaciones más placenteras del mundo.

Pero además, en esta ocasión, existía otra buena razón para comprar el primer ejemplar de este Ford tan especial: los 1,1 millones de dólares obtenidos en la subasta (equivalentes a 968.152 euros) irán destinados a JDRF, la organización líder en investigación de la diabetes de tipo 1.

First 2020 Ford Mustang Shelby GT500
First 2020 Ford Mustang Shelby GT500

Curiosamente, el comprador jugaba en casa. Se trata de Craig Jackson, presidente y fundador de la casa de subastas Barret Jackson que, además, tendrá el privilegio de configurar este deportivo de más de 700 CV a su gusto, eligiendo el color y el equipamiento opcional que desee.

"Ser propietario del primer Ford Mustang Shelby GT500 2019 es una experiencia única en la vida. Sobre todo, si da la oportunidad de involucrarse en la recaudación de fondos para JDRF, algo que es una gran victoria para todos" ha asegurado Joe Hinrichs, presidente de Operaciones Globales de Ford.

Durante la fugaz subasta, que duró menos de un minuto, el bisnieto de Henry Ford, Edsel B. Ford II, y Aaron Shleby, nieto del legendario preparador Carroll Shelby, acompañaron al Mustang Shelby GT500 con número de chasis VIN 001.

"Durante 35 años, Ford Motor Company ha impulsado los esfuerzos de los investigadores de JDRF para encontrar una cura, al tiempo que ayuda a millones de niños a disfrutar de una vida mejor. El dinero obtenido con esta venta se sumará a los más de 3,5 millones de dólares que Ford dona anualmente a JDRF y que asciende hasta los 70 millones de dólares desde que se inició esta asociación", ha asegurado Edsel B. Ford II.