¿Qué opinará Ken Block de todo esto?

El Hoonitruck de Ken Block ha sido una de las estrellas de la última producción del mediático piloto norteamericano, la Gymkhana 10. Tal vez por eso, Alex Saint se ha animado a crear su propia réplica del salvaje pick-up. Y, aunque su tamaño es algo más modesto, luce igual de espectacular... y cuesta una décima parte.

Este pequeño Hoonitruck de imitación se inspira en el Ford F-150 de 1977 empleado por Block, aunque toma una base mucho más humilde: un Honda N600 de 1971, con carrocería pick-up.

Ahora bien, que su sencilla plataforma no te engañe. En la parte trasera, se ubica el motor de una Suzuki GSX-R 1000, una moto deportiva, que entrega unos 190 CV de potencia. Teniendo en cuenta que el conjunto apenas declara 450 kilos de peso, parece una cifra más que razonable...

Galería: Ford F-150 Hoonitruck de Ken Block

Un modelo difícil de conducir

Saint mantuvo la caja de cambios de la moto, que se maneja de manera secuencial, desde un selector que incluye un gatillo para accionar el embrague. Eso sí, el Hoonitruck de imitación carece de tacómetro, por lo que debe estar fino con el oído, para cambiar en el momento exacto.

Subirse a este pequeño coupé tiene que ser toda una experiencia: el material aislante brilla por su ausencia, el motor está ubicado a unos centímetros de la cabina y la distancia entre ejes es tremendamente corta. Si, además, unimos que tiene potencia de sobra y un esquema de propulsión trasera, no es de extrañar que se convierta en una auténtica máquina de hacer donuts. 

Desde luego, nos parece un buen proyecto para un coche que el propio Saint compró en su día y que llevaba algún tiempo parado en el garaje. Ahora, toca seguir pendiente de este pequeño genio del drift. Según cuenta su propietario, la idea que le ronda la cabeza es acoplarle un turbocompresor al motor...

Fuente: Christian McMaster, vía YouTube

Galería: Los 18 coches de Ken Block