Tal y como ocurre con sus automóviles, BMW comercializará elementos opcionales, M y M Performance, para su nueva superdeportiva S 1000 RR.

Con la nueva BMW S 1000 RR presentada en el pasado EICMA de Milán, la mejor moto deportiva de la historia de la marca alemana, que llega a su tercera generación, la firma bávara inicia una nueva estrategia comercial y deportiva en motos.

De hecho, resulta similar a la que utiliza con sus automóviles deportivos, sacando al mercado numerosas piezas opcionales, M y M Performance, para mejorar las prestaciones y el rendimiento.

2019 BMW S 1000 RR

La M más famosa del mundo del motor llega a las motos

De esta forma, BMW Motorrad sigue la filosofía de la letra más potente del mundo del motor, la famosa y ya mítica M, sinónimo de éxito en la competición y de la fascinación por los modelos BMW de alto rendimiento. Por supuesto, estará dirigida a los clientes con aspiraciones especialmente altas, en lo referido a rendimiento, exclusividad y personalización.

La gama inicial de productos disponible para la nueva RR se completa con una amplia selección de piezas M Performance, como parte del numeroso programa de accesorios de la marca.

Un catálogo de accesorios que, como es habitual, irá aumentando conforme los ingenieros de la marca desarrollen la nueva moto, especialmente, en el competido mundo de las carreras del WorldSBK, donde la BMW S 1000 RR, pilotada por Tom Sykes y Markus Reiterberger, se las verá con las mejores motos de Kawasaki, Ducati, Yamaha y Honda.

Un completo paquete de accesorios

El paquete inicial M para la nueva BMW S1000 RR incluye los siguientes complementos:

  • Acabado pintura Motorsport
  • Llantas de fibra de carbono M
  • Batería ligera M
  • Kit chasis M con ajuste de altura trasero y eje para basculante
  • Sillín M sport
  • Modo Pro

2019 BMW S 1000 RR

Peso reducido hasta los 193 kilos, gracias a las piezas M Perfomance

Con un motor y una suspensión completamente nuevos y un aumento de la potencia de 8 CV (6 kW), hasta alcanzar los 207 CV (152kW), la nueva BMW S 1000 RR ha visto reducido su peso de 208 kilos a 197.

Sin embargo, cabe destacar que con el paquete completo de piezas M, se aligere aún más esa cifra, llegando hasta unos destacables 193 kilos, que le otorgan una excelente relación entre peso y potencia.

Galería: BMW S 1000 RR 2019