Se trata de dos auténticas bellezas, capaces de hacer perder la cabeza a cualquier amante de los automóviles.

Ferrari ostenta un legado muy longevo en la fabricación de automóviles con motor ubicado en posición delantera. De toda esa extensa tradición, el último representante ha sido el 812 Superfast, pero si nos retrotraemos unos años, descubriremos el espectacular Ferrari F12tdf, que debe su nombre al famoso 250 GT Tour de France.

En el vídeo que aquí te mostramos, se puede ver al 'youtuber' Mr. JWW. Concretamente, podemos verlo con su última adquisición, un F12tdf, en su llegada a las instalaciones DK Engineering en Chorleywood, Hertfordshire, Inglaterra, para presentar su moderno superdeportivo a otro Ferrari clásico.

Ferrari 250 GT Berlinetta, nacido para competir

El Ferrari 250 GT Berlinetta, con su apreciable distancia entre ejes, se ganó el apelativo de Tour de France después de ganar la mítica carrera de 10 días de duración. Además, la unidad que puedes ver en este vídeo fue una de las primeras fabricadas por Ferrari.

Al igual que otras versiones de la serie 250, utiliza un propulsor V12, con 3,0 litros de cilindrada, que desarrolla una potencia máxima de 260 CV. Los primeros ejemplares, como este, presentan 14 lamas a ambos lados de la carrocería en la parte trasera; las unidades posteriores, redujeron primero a tres lamas y, posteriormente, a una sola.

Si nos centramos en la trayectoria de este 'Cavallino' clásico, en lugar de devorar, a toda velocidad, curvas por carreteras de toda Europa, el automóvil recaló en California (Estados Unidos). Después de que su primer propietario tuviese que huir del país, debido a algunos problemas de impuestos, Disney adquirió este Tour de Francia, e hizo su aparición cinematográfica en la película 'The Love Bug', la primera película de la serie protagonizada por Herbie.

Por desgracia, unos años más tarde uno de sus propietarios posteriores gripó el motor, afectando seriamente la salud del motor. Después, el automóvil cambió de manos en un par de ocasiones más, hasta que alguien, finalmente, comprendió la magnitud e historia de esta unidad. Sufrió una restauración completa y uno de los clientes de DK Engineering, mimó con esmero el vehículo para devolverle su esplendor actual.

Además de este 250 Tour de France, DK Engineering cuenta con unas instalaciones increíbles para comercializar, restaurar y almacenar deportivos; especialmente, de Ferrari. Una serie de pequeños talleres con todo tipo de tesoros, además de modelos raros de Aston Martin y Alfa Romeo. Un lugar bastante espectacular, lleno de sorpresas.

Fuente: Mr. JWW a través de YouTube