El presidente de KYMCO, Allen Ko, presentó en el salón de París la solución para que empresas y gobiernos den el salto hacia el transporte eléctrico.

Este ambicioso plan se enmarca dentro de la misión de la marca asiática de transformar el transporte moderno y supone un eje estratégico del revolucionario programa ’KYMCO Ionex’, lanzado a principios de este año en Tokio.

KYMCO Ionex

KYMCO quiere derribar barreras en pos de la electrificación del transporte

Las soluciones planteadas por Ionex engloban vehículos eléctricos e infraestructuras de carga. Allen Ko recordó en la presentación las dificultades que se han encontrado en los últimos 30 años los consumidores, las empresas y los gobiernos de todo el mundo para llevar a cabo la transición hacia el vehículo eléctrico, sobre todo por las barreras en las instalaciones de carga.

“Se necesita desesperadamente un proveedor confiable, capaz de integrar a la perfección vehículos, baterías, estaciones de carga, software y sistemas de 'back-end'. KYMCO proporciona la solución del transporte eléctrico a todas las empresas y gobiernos del mundo”, explicó el directivo.

Cuatro tipos de necesidades previstas en el proyecto

El proyecto de KYMCO ofrece a empresas y gobiernos dos vías para la transición hacia el transporte eléctrico, o bien a través de la implementación de planes a medida, o bien con soluciones ya diseñadas y específicas para cuatro tipos de necesidades previstas:

  • Vehículos eléctricos: ofrece una amplia gama de scooters eléctricos y bicicletas eléctricas personalizables, y servicios de ingeniería para que las flotas e instalaciones ya existentes puedan trabajar con la plataforma Ionex.
  • Estaciones de carga: incluye carga estándar y rápida, así como cambio de batería o cualquier combinación entre ellas. Personalización para satisfacer los diferentes enfoques comerciales.
  • Baterías inteligentes: patente KYMCO, funciona con diferentes tipos de vehículos. De solo 5 kilos, la batería Ionex está diseñada para ser fácil de usar en todas las aplicaciones.
  • Sistemas TI avanzados: primer sistema operativo de la infraestructura del vehículo eléctrico basado en la nube, con aplicación comercial en vehículos, baterías y estaciones de carga.
KYMCO Ionex

Planes de implementación inmediata

KYMCO ha diseñado cuatro soluciones comerciales pensadas en aquellas compañías y gobiernos que están convencidos de dar el paso a la electrificación. Estas cuatro propuestas incluyen vehículos, baterías extraíbles, estaciones de energía, sistema operativo, software de administración, aplicaciones de usuario y personalización del sistema:

  • Infraestructura de carga: diseñada para empresas o gobiernos que desean construir una infraestructura, con el objetivo de ofrecer servicios de carga a terceros. Además, prevé los diferentes modelos de carga de batería, alquiler o intercambio, o cualquier combinación de estos.
  • Operación de flota: dirigida a empresas de logística o minoristas que poseen una flota eléctrica para el desarrollo de su actividad comercial.
  • Transporte compartido: pensada en compañías de servicio con vehículos compartidos.
  • Transporte público: para los gobiernos de las ciudades que desean ofrecer el alquiler de vehículos eléctricos compartidos basados ​​en estaciones, como una extensión de su sistema de transporte público. Proporciona todo lo que necesitan los gobiernos para sumar a su red de transporte el modelo de alquiler compartido de vehículos eléctricos.

El scooter eléctrico, con un papel relevante en la transición eléctrica

El presidente de KYMCO destacó la relevancia de los scooters en la transición global hacia la electrificación del transporte, recordando que 50 millones de scooters recorren las calles de todo el mundo. De ellos, cinco millones tienen fines comerciales que hacen siete veces la distancia de los no comerciales, se reemplazan el doble y representan el 20% del consumo total de energía.

“Las motivaciones de las empresas y los gobiernos para dar el salto a lo eléctrico son fuertes. El potencial para cambiar el mundo es muy grande”, concluyó el presidente de la firma coreana.

Galería: KYMCO Ionex