Analizamos los puntos clave en los que cambia la nueva generación del SUV alemán.

Incluso antes de la presentación, que ha tenido lugar hoy mismo, ya conocíamos multitud de detalles del nuevo Mercedes-Benz GLE 2019, en virtud de las múltiples fotos espía que hemos podido observar, así como de los adelantos que ha ido ofreciendo la propia marca

Sin embargo, ahora que ya tenemos todas las imágenes oficiales de este nuevo todocamino, que estrena plataforma, es el momento indicado para compararlo con el modelo precedente, que data de 2015. Una maniobra que nos permitirá descubrir las principales diferencias y mejoras, como el crecimiento de la distancia entre ejes o la mayor versatilidad interior, gracias a la posibilidad de optar por una tercera fila de asientos. 

Más información sobre novedades SUV de Mercedes-Benz

El Mercedes-Benz GLE 2019 también trae consigo más tecnología, con la configuración de doble pantalla para el habitáculo, tal y como sucede en sus últimos lanzamientos, con la introducción del nuevo sistema multimedia MBUX y la adopción del tren de rodaje adaptativo E-ACTIVE BODY CONTROL.

Comparativa: Mercedes-Benz GLE 2019 vs. GLE 2015
Comparativa: Mercedes-Benz GLE 2019 vs. GLE 2015

Vista de perfil

Desde este punto de vista, la comparativa muestra unas líneas más suaves y redondeadas en el nuevo GLE. También hay menos nervaduras en la carrocería, lo que da lugar a unas formas más limpias y elegantes. En esta perspectiva, se aprecian unos grupos ópticos más estilizados y, aunque no resulta fácil descubrir la mayor anchura entre ejes, sí que queda claro que las puertas traseras son algo más largas. 

Comparativa: Mercedes-Benz GLE 2019 vs. GLE 2015
Comparativa: Mercedes-Benz GLE 2019 vs. GLE 2015

Imagen frontal

Esta comparativa nos da una idea del aire fresco que Mercedes-Benz ha querido darle a este nuevo modelo. Además, según confirma el fabricante, los cambios se traducen en un mejor coeficiente aerodinámico (Cx), cifrado en 0,29, frente a los 0,32 del modelo anterior. Un dato que le permite situarse entre los mejores del segmento. 

Comparativa: Mercedes-Benz GLE 2019 vs. GLE 2015
Comparativa: Mercedes-Benz GLE 2019 vs. GLE 2015

Tres cuartos trasero

Probablemente, este sea el mejor ángulo para descubrir el cambio en las formas del Mercedes-Benz GLE 2019, ya que saltan a la vista el nuevo difusor, las salidas de escape trapezoidales y la protección central en material plástico. Además, los pilotos son mucho más finos y están ubicados a mayor altura. 

Comparativa: Mercedes-Benz GLE 2019 vs. GLE 2015
Comparativa: Mercedes-Benz GLE 2019 vs. GLE 2015

Imagen interior

Los cambios en el interior son mucho más llamativos. Lo único que recuerda (remotamente) al modelo anterior es el volante, aunque también es de nueva factura. El salto tecnológico se experimenta gracias al esquema de doble pantalla, ambas de 12,3 pulgadas, para dar soporte a la instrumentación y al sistema de infoentretenimiento. 

Comparativa: Mercedes-Benz GLE 2019 vs. GLE 2015

Habitáculo con siete plazas

Por supuesto, al hablar de dar cobijo a siete ocupantes, no hay comparación posible, ya que esta última generación estrena esta posibilidad. Es cierto, el espacio que ofrecen los dos asientos adicionales no parece excesivamente grande, pero para familias numerosas, pueden resultar interesantes.

Tras el análisis, solo podemos decir una cosa: estamos ansiosos por poder conocerlo, en primera persona, durante su presentación ante el gran público, durante el próximo salón de París.

Galería: Comparativa: Mercedes-Benz GLE 2019 vs. GLE 2015