Dos deportivos, que representan distintos estilos de vida, frente a frente.

Sin lugar a dudas, el Audi RS 4 Avant es uno de esos 'apacibles' deportivos familiares de los que deberías desconfiar. Es cierto, para un ojo no demasiado experto, podría parecer que no se trata de un coche excesivamente prestacional. Es más, en un color discreto, pasaría desapercibido, aparcado en la puerta de un colegio o en un supermercado.

Sin embargo, cuenta con un motor V6 biturbo, de 450 CV, que le permite competir con algunos rivales mucho más aparentes. Estamos hablando, por ejemplo, del BMW M3 CS y sus 460 CV de potencia. Por eso, en CarWow se han decidido a enfrentarlos en una triple prueba, de cara a ver cuál es el mejor: aceleración desde parado, con salida lanzada y test de frenado. 

Más noticias sobre estos dos deportivos:

Mecánicas y prestaciones similares

Como bien sabrás, los dos deportivos recurren a motores bastante similares: 2.9 V6 biturbo, con 450 CV, para el Audi RS 4 Avant 2018, y 3.0 biturbo, con 6 cilindros en línea y 460 CV, para la edición limitada del M3 (frente a los 431 del M3 convencional).

Más diferencias se aprecian al hablar de la transmisión. El Audi opta por la caja automática con convertidor de par tiptronic, de ocho marchas, y la tracción total quattro, mientras que el BMW recurre a la automática de doble embrague M DCT, de siete, y a la propulsión trasera. 

En el caso de que hayas visto el vídeo, ya sabrás que el representante de los cuatro aros se anotó la gran victoria de la aceleración pura en el cuatro de milla, aunque al final solo fuera por una décima de segundo. En cambio, en la frenada, se impuso el modelo bávaro, haciendo valer su mayor ligereza. 

Dicho esto, te invito a que disfrutes del vídeo completo, que también incluye una pequeña prueba de ambos. Y una vez que hayas elegido a tu favorito, te confesaré un secreto: el que tú no quieras de esta extraña pareja, me lo quedo yo...

Fuente: CarWow vía YouTube

Galería: Prueba Audi RS 4 Avant 2018