Se podrá adquirir el 1 de septiembre en el evento Auburn Auction.

Entre otras cosas, la década de los 60 la marcaron los Beatles y el Mini de Sir Alec Issigonis. Descubrir una combinación del grupo musical y el coche británico es una oportunidad digna de ser adquirida. Por eso, los coleccionistas deben estar atentos al Mini Cooper S DeVille usado por Paul McCartney, que se subastará el próximo 1 de septiembre en el evento Auburn Auction, que se celebrará en el National Auto & Truck Museum, situado en Illinois.  

Mecánicamente hablando, el automóvil ofrece un motor de cuatro cilindros y 1.275 cm3, acoplado a una caja de cambios manual de cuatro velocidades. Además, este Mini tan exclusivo está equipado con molduras exteriores e interiores personalizadas, fruto de un pedido individual.   

Otras subastas de coches sensacionales:

Este coche fue adquirido por Brian Epstein, mánager de los Beatles, para el músico. De hecho, compró otros tres para los otros integrantes de la banda. En el caso de la unidad de McCartney, apareció en la película Magic Mystery Tour, de 1967, antes de que fuera fotografiada con Paul y Linda Eastman, su futura esposa, en su interior.    

Además de las molduras antes mencionadas, este Cooper S DeVille incluye faros adicionales, montados en la parrilla, llantas personalizadas, techo corredizo, elevalunas eléctricos, volante de tres radios acabado en madera y reposabrazos central. 

Mini Cooper S DeVille de Paul McCartney

Después de la separación del conjunto, el Mini se exportó a los Estados Unidos. Allí, tuvo un nuevo propietario, que lo condujo habitualmente en Hollywood. En este periodo, el motor fue totalmente restaurado. 

En 2001, el Mini experimentó otra restauración; en este caso, de la carrocería y el habitáculo, antes de ser adquirido por el actual vendedor. En estos últimos años, el coche ha podido admirarse en espectáculos y concursos de Florida, así como en el Sarasota Classic Car Museum. 

Mini Cooper S DeVille de Paul McCartney

Una gran carpeta de documentos acompaña al Mini en la subasta, al igual que muchas fotografías de Paul McCartney con el auto, mostrando la placa de matrícula GGJ 382C. Esta documentación hace que este lote sea una oportunidad única para los coleccionistas de objetos de interés de los Beatles y de los Mini clásicos. ¿Pujarías por él?

Fuente: AutoClassics

Galería: Mini Cooper S DeVille de Paul McCartney