Por desgracia, nunca se hará realidad.

Que un Audi se reinvente para convertirse en un SEAT no es algo nuevo. Ya sucedió con el SEAT Exeo, comercializado entre 2008 y 2013, que en realidad era un Audi A4 de una generación antigua, con un precio más ajustado y una estética modernizada. Sin embargo, nunca se ha vuelto a repetir esta operación... ¡hasta hoy!

Y es que, un diseñador afincado en Barcelona ha transformado un Audi R8, en un superderportivo con el escudo de SEAT y ha presentado la propuesta como su proyecto final para un postgrado de diseño digital en 3D, en la Escuela Superior de Diseño e Ingeniería de Barcelona. Por supuesto, jamás verás rodar este vehículo por las calles, pero tenemos que quitarnos el sombrero ante un resultado sorprendente. 

Más noticias de SEAT en Motor1.com:

SEAT R8: si existiese, lo pediría para mi cumpleaños

La mayor parte del trabajo se ha dado en el frontal y en la zaga, con la incorporación de nuevos grupos ópticos, un logotipo de la marca española y unos retrovisones rediseñados. Dicho así podría parecer sencillo, pero lo cierto es que el resultado es tan real, que da la sensación de ser un coche digno de los diseñadores de la marca española.

Imaginemos por el momento que el SEAT R8 se hiciese realidad. En ese caso, estaría impulsado por una mecánica atmosférica de gasolina, de procedencia Lamborghini, con 5,2 litros de cilindrada, arquitectura de 10 cilindros en V, que desarrolla 540 CV de potencia y 540 Nm de par máximo. Dado que SEAT es una marca de corte deportivo, este modelo se comercializaría con propulsión trasera, al igual que el Audi R8 RWS y tendría un precio cercano a los 140.000 euros. 

Llegados a este punto, pensarás que un SEAT R8 podría carece de todo tipo de sentido... pero, ¿qué me dices de un coche así con el logotipo de CUPRA?

Imágenes: Borja Pérez Loren

Audi R8 transformado en SEAT