Rhys Millen promedió 107 km/h para completar la ascensión en 10'49".

En 2014, el Range Rover Sport, con Paul Dallenbach a los mandos, consiguió el mejor registro de un SUV en Pikes Peak: 12'35". Como te hemos ido contando, en esta última edición de la carrera, Bentley quería batir ese récord con el Bentayga. Y vaya si lo logró, porque Rhys Millen paró el cronómetro en 10'49". 

El SUV británico firmó una velocidad media de 107 km/h durante la exigente ascensión. La versión elegida fue la dotada con el motor 6.0 W12, biturbo, de 608 CV. No se produjo ninguna mejora mecánica y la preparación del coche se limitó a ligeros cambios, algunos obligatorios por la reglamentación.

Entre ellos, la instalación de una jaula antivuelco y de un sistema de extinción de incendios, así como la supresión de diversas molduras del habitáculo, para rebajar el peso. Además, se retiraron los asientos traseros y se instalaron unos de tipo baquet en la parte delantera. Asimismo, se incluyeron un escape de la firma Akrapovic y neumáticos específicos Pirelli.  

Bentley Bentayga de Pikes Peak

Edición especial del Bentayga

La marca de Crewe confiaba bastante en batir el tiempo, dado que ya está en marcha una edición especial del SUV, que conmemora este éxito en la montaña estadounidense, según informan nuestros compañeros de Motor1.com en Estados Unidos. 

Parece que todo estaba preparado de antemano, porque ya hay fotos de esta serie limitada e, incluso, fecha de lanzamiento. A partir de agosto, podrá reservarse este vehículo, del que tan solo se fabricarán diez unidades. Todas ellas, confeccionadas por Mulliner, la división de personalización de Bentley.   

El Bentayga Pikes Peak puede elegirse con los colores Radium (el del coche de carreras) o Deep Beluga Black. Luce llantas de aleación de 22 pulgadas y el paquete Black Specification, con inserciones de color negro, además de un logotipo de Pikes Peak en los laterales. 

Bentley Bentayga de Pikes Peak

Las mejoras en el habitáculo se centran en el empleo de cuero Beluga y Alcantara. Como curiosidad, el salpicadero está realizado parcialmente en fibra de carbono y viene decorado con un mapa de la subida a la colina norteamericana. 

Por supuesto, el propulsor escogido es el W12 antes mencionado, que está asociado a una caja de cambios automática ZF, con convertidor de par, de ocho velocidades. De momento, no se ha desvelado el precio de este Bentayga conmemorativo.

Otras noticias del Bentley Bentayga en Motor1.com:

Galería: Bentley Bentayga de Pikes Peak 2018