La lista de espera de la marca británica se alarga hasta el tercer trimestre de 2019.

Si aseguramos que Caterham está viviendo una excelente salud económica, no estamos descubriendo nada nuevo. Si revisamos las cifras de producción, el fabricante británico está en camino de superar la barrera de las 667 unidades, su cifra récord de fabricación, cosechada el pasado año.

Sin embargo, esa fuerte demanda está repercutiendo directamente en los plazos de entrega a los clientes. Tanto es así que, si realizas un pedido hoy, no podrías disfrutar del vehículo hasta el tercer trimestre de 2019.

Caterham Seven SuperSprint

Caterham, a superar su récord de ventas

Esto se debe, fundamentalmente, a que los compradores británicos disponen de una oferta variada de modelos Caterham en Reino Unido. Sin embargo, si decides adquirir un modelo en cualquier otro país, la oferta se reduce considerablemente.

En otros territorios, solo se pueden comprar los Seven 275 y 485. Los modelos 165 y 355 no se ofertan debido al nuevo ciclo de homologación de consumos WLTP, más riguroso que el anterior ciclo europeo NEDC. De momento, estas dos versiones del Seven no estarán disponibles a medio plazo, aunque posteriormente, es muy probable que vuelvan a formar parte de la gama, cuando hayan cumplido con la nueva homologación en materia de consumos.

Caterham Seven SuperSprint

En lo que respecta al Seven 620S, el modelo estrenado por Caterham a principios de 2016, como una variante dulcificada del radical 620R, ha conseguido despertar el interés de los clientes. Un número razonable de unidades ya se han matriculado en Europa, donde se comercializaban únicamente como vehículos de pista no matriculables, por lo que no tenían que cumplir con las regulaciones de un vehículo de calle.

Caterham Seven SuperSprint

En una entrevista concedida a la web holandesa AutoRAI, un portavoz de Caterham anunció que la compañía está trabajando duramente para que sus vehículos cumplan la próxima normativa WLTP.

Eso sí, no deberíamos esperar nuevos modelos en un futuro a corto plazo, entre otras cosas, porque la empresa está viviendo un momento crucial en materia económica, y están centrados en adaptar sus vehículos actuales para hacerlos compatibles con el ciclo WLTP.

También te podría interesar:

Galería: Caterham Seven SuperSprint