Años de restauración y cuidados terminaron de golpe.

Imagina que después dos años de larga restauración, un buen día sales a pasear con tu precioso coche clásico, un Ford Model A, de 1931. Se trata del segundo modelo que ensambló Ford y, tras 45 años prestando servicio a la familia, decidiste desmontar hasta el último tornillo para devolverlo a su estado original. Hasta que un buen día, una conductora distraída termina con él... de golpe.

Esperamos que eso no te pase nunca. A quien sí le sucedió es a William Smith, quien tuvo que ver cómo un Toyota Corolla se llevaba por delante su precioso Ford Model A, mientras estaba aparcado en Orange, en California.

Un coche que le regalaron a su padre, en 1973, al cumplir 16 años; que llevaba 45 en la familia y que tenía 87 a sus espaldas. Y un puñado de recuerdos imborrables, teniendo en cuenta que era el coche que utilizó el padre de Smith mientras cursó sus estudios de secundaria y, posteriormente, en la universidad.

Un Toyota Corolla choca contra un Ford Model A
Un Toyota Corolla choca contra un Ford Model A

Una vez más, el dichoso móvil...

La responsable del destrozo fue la conductora de un Toyota Corrolla, que se salió de carril, chocando contra la trasera del Ford Model A, mientras hablaba por el teléfono móvil. El impacto destrozó por completo el coche, al doblar el chasis y el eje de transmisión, partir el diferencial y dañar seriamente el motor y la caja de cambios. También arrancó de cuajo el capó, que terminó a tres metros de distancia. 

Para colmo de males, la conductora trató de darse a la fuga, dando marcha atrás, pero a consecuencia del golpe, ambos coches se habían enganchado... así que decidió abandonar el escenario a pie.

Finalmente, la investigación policial determinó que el accidente se produjo mientras hablaba por el teléfono móvil, algo que desde Motor1.com desaconsejamos completamente a todos los conductores. 

Más curiosidades en Motor1.com:

Galería: Un Toyota Corolla se estrella contra un Ford Model A, de 1931, aparcado