En el vídeo, puedes ver al coche de competición italiano, con 1.050 CV de potencia, rodando al límite en el trazado belga.

La semana pasada, Ferrari desembarcó en el trazado belga de Spa-Francorchamps con algunos clientes, y sus respectivos modelos de la serie XX, de cara a pasar un buen rato. Allí, se pudo ver rodando a los ya clásicos 599XX y FXX. Pero nos faltaba por disfrutar de la auténtica joya de la corona: el FXX K, un modelo de competición, inspirado en el Ferrari LaFerrari.

De este modo, gracias al vídeo de Automotive Mike, hemos podido verlo en acción, tras su salida a pista del pasado domingo. Y lo mejor, es que su objetivo también captó a la versión Evo, mucho más exclusiva y prestacional.

Así es el Ferrari FXX K Evo:

Ferrari FXX K Evo

Ferrari FXX K Evo: un auténtico coche de carreras

Frente al FXX K 'estándar', este superdeportivo de competición cuenta con un paquete aerodinámico optimizado, con mejoras visibles, sin ir más lejos, en el alerón trasero de doble perfil, con una 'aleta de tiburón', como la que empleaban los F1 hasta el año pasado.

Para su desarrollo, además de invertir un año de trabajo, la firma italiana ha trabajado duro en aspectos como la dinámica de fluidos, para asemejar su rendimiento al de los coches que compiten en los campeonatos de GT3 y GTE.

Con cifras en la mano, la carga aerodinámica aumenta un 23% frente al FXX K, lo que supone un 75% más que el LaFerrari de calle. Para que te hagas una idea, a 200 km/h, genera una fuerza de sustentación de 640 kilos, que pueden llegar hasta los 830 kilogramos, a máxima velocidad. Un extremo que no podemos llegar a percibir en el vídeo. 

Ferrari FXX K Evo

Con un peso inferior al del FXX K del que deriva, que se conforma con 1.165 kilos, el Evo cuenta con un motor V12 de gasolina, con 860 CV de potencia y 750 Nm de par máximo, junto con una unidad eléctrica, con otros 190 CV, que le permite declarar 1.050 CV y más de 900 Nm de par máximo.

Aunque no conocemos sus prestaciones oficiales, al piloto no le falta de nada, ya que cuenta con el cambio automático F1, de siete velocidades, unos discos carbocerámicos Brembo, una suspensión totalmente ajustable... Ojalá podamos volver a verlo pronto, rodando en circuito, pero desde una cámara a bordo.

Fuente: Automotive Mike, vía YouTube

Otras noticias de Ferrari en Motor1.com:

Ferrari FXX K Evo