Los usuarios de FerrariChat nos ayudan a responder a esta pregunta.

Pocos vehículos en la historia del automóvil son tan icónicos como el Ferrari Testarossa. Entre los videojuegos como el mítico OutRun, programas de televisión como la serie Miami Vice y famosos como Michael Jordan y Elton John, el Testarossa es lo que mucha gente imagina cuando piensa en Ferrari.

Los años 80 fue una época dorada para este tipo de deportivos y Ferrari no fue la única marca italiana que fabricó superdeportivos equipados con mecánicas de 12 cilindros, ubicadas en posición central trasera. En este sentido, el Lamborghini Countach fue tan popular en Miami y Hollywood, que resultó en la elección perfecta para los altos ejecutivos de las multinacionales.

Era una época que se fijaba en el futuro, pero centrándose en el presente. Nadie hubiera adivinado que era el final de los modelos de doce cilindros de Maranello. Mientras que Lamborghini reforzó su lenguaje de diseño y la imagen de marca con modelos como el Diablo y Murciélago, Ferrari dejó de fabricar superdeportivos de 12 cilindros con el motor detrás. Curiosamente, Ferrari era el líder del segmento, pero dejó de serlo. La pregunta es, ¿por qué?

Pero, en primer lugar, aclaremos el tipo de superdeportivos de los que estamos hablando.

"¿Y LaFerrari?" – FerrariChat, usuario TheMayor

Sí, Ferrari eligió un motor V12 para motorizar a los F50, Enzo y La Ferrari. Sin embargo, estos modelos son 'iconos', con una producción muy limitada a un precio muy elevado. El sucesor del Testarossa no fue el F50, sino el 550 Maranello, un Gran Turismo V12 con el motor ubicado en la parte delantera, más centrado en el lujo que en las prestaciones puras y duras. Una forma de explicar este giro de 180 grados en el catálogo de producción de Ferrari se debe, simplemente, a los costes de producción.

Ferrari fabricaba varios motores de 12 cilindros en 1989. El V12 del Testarossa, el V12 del 412 y el bloque del monoplaza de Fórmula 1, que pasó a ser utilizado en el desarrollo del F50.

"... los costes en I+D aumentaron en la misma proporción que los costes de fabricación... con nuevas piezas y métodos de ensamblaje. Ferrari fabricaba un número limitado de vehículos al año y para asegurar la máxima rentabilidad, necesitaban que ese volumen de fabricación fuera lo más limitado posible" - FerrariChat, usuario BMW.SauberF1Team

Además de fabricar múltiples motores de 12 cilindros, la línea de producción de Ferrari incluía cuatro vehículos con motor central trasero, tres de los cuales equipaban una mecánica V8. Este es el catálogo de producto de Ferrari en 1989:

Ferrari Midengine Supercar

Simplemente, existían demasiados modelos sospechosamente parecidos y el Testarossa no terminaba de encontrar su sitio. Además, Ferrari se encontraba en una difícil encrucijada después del fallecimiento de Enzo Ferrari.

"Cuando [el presidente de Ferrari] Montezemolo asumió el control, Ferrari no estaba en buena forma. El 348 tuvo malas críticas, el Mondial igual... y el 412 se estaba muriendo. El Testarrossa seguía el ritmo alocado pero poco comercial marcado por Lamborghini." - FerrariChat, usuario Themaven

Ferrari necesitaba hacer algunos cambios, y esto fue lo que se les ocurrió en 1996 …

Ferrari Midengine Supercar

Decidir terminar con el Mondial fue fácil, y reemplazar el 412 era obligatorio, pero la introducción del F50 supuso unos cambios importantes. El motor central V12 del F50 redujo el número de representantes equipados con el V8 a un solo vehículo.

Este detalle hizo que el Testarrossa, equipado con su mecánica V12 pasase a un segundo plano. Por ese motivo, se decidió que en lugar de desarrollar un nuevo superdeportivo con motor de doce cilindros con motor central, la marca italiana optó por equilibrar su oferta de producto con un Gran Turismo adecuado.

"... es lógica la oferta actual de modelos. Un superdeportivo equipado con un motor V12, por debajo del LaFerrari no tiene sentido para mi" - FerrariChat, usuario G. Pepper

Pero, ¿cómo explicar la eliminación de este tipo de modelos y la reducción de los costes de producción, cuando se han fabricado modelos como el Ferrari FF o el inminente SUV? Muchos seguidores de la marca argumentan que estos modelos son innecesarios y van en contra de la identidad de la marca. Si los costes de producción fueran realmente la razón de este gran cambio en Ferrari, ¿por qué Ferrari invertiría en coches tan impopulares en lugar de apostar por un nuevo Testarossa? La respuesta es simple, estos vehículos atraen a un comprador diferente.

El mercado de los Gran Turismo V12 es muy diferente al tipo de cliente que reclama vehículos con motor V12 en posición central trasera. Los automóviles con motor delantero son más prácticos (o eso dicen), y son menos ostentosos. Recuerde, el sucesor de Testarossa (550 Maranello) fue un modelo exclusivo orientado al lujo.

"[Montezemolo] quería que Ferrari vendiera más modelos para uso cotidiano... y los superdeportivos V12 nunca serían tan prácticos como un modelo con motor delantero y el tradicional maletero detrás. Espacio para la bolsa con los palos de golf, mejor visibilidad, comodidad de uso, facilidad de aparcamiento y muchas otras cosas más" - FerrariChat, ususario Themaven

Evidentemente, el Testarossa lucía perfecto en las portadas de revistas y los carteles de películas. Sin embargo, no se vendía tan bien como un GT. Desafortunadamente, esta línea de pensamiento explica los Ferrari con tracción integral o carrocería pseudofamiliar que podemos ver en la actualidad.

Además, Ferrari sabía que podría vender un Gran Turismo con motor V12 delantero porque estaba en su ADN. Con ese tipo de vehículos, Enzo fundó la compañía. Cuando falleció en 1988, Ferrari no había producido un verdadero GT en casi 15 años. Le llevó otros ocho años terminar con esa sequía y, probablemente, Enzo estaría orgulloso del 550 Maranello. El  desproporcionado y audaz Testarossa simplemente no representaba al 100% la identidad de Ferrari. Al fin y al cabo, el Lamborghini Miura V12 fue el primer "superdeportivo" en equipar un motor central trasero. Ferrari simplemente seguía el juego de Lamborghini, aunque superándola, eso sí. En definitiva, el Testarossa es un ícono, pero no representa la esencia de un clásico Ferrari GT.

La mayoría de aficionados coincidirán en que resultaría increíble un enfrentamiento entre un modelo actual de Ferrari equipado con una mecánica V12 central trasera y los Lamborghini Diablo o Murciélago actuales.

"... si [Ferrari] hubiera tenido un motor V12 central trasero durante estos últimos años, personalmente, creo que habría tenido un importante impacto en la marca" - FerrariChat, usuario Rossocorsa1

Teniendo en cuenta el impacto que tuvo el Testarossa, Rossocorsa1 plantea una cuestión interesante. Siempre apoyaremos la sana competencia entre Ferrari y Lamborghini, pero quizás nunca volvamos a ver un enfrentamiento similar al que representaron el Testarossa y el Countach. El catálogo de producto actual de Ferrari no es solo lógico, sino que refleja perfectamente la herencia de la marca italiana.

Ferrari Testarossa 1986