Aunque admite que la carrera la perdió en la estrategia y con el toque de Verstappen, Vettel no se mostró conforme con el adelantamiento que Alonso le hizo a falta de dos vueltas.

Verstappen se llevó por delante a Vettel y a partir de ahí la carrera del alemán fue un calvario. Con daños en su SF71H, no solo no pudo recuperar las posiciones perdidas (con Hamilton, Raikkonen y Hulkenberg) sino que, además, vio cómo Alonso le daba caza y, a falta de dos vueltas, le superaba para quedarse con la séptima posición entre la primera y la segunda curva.

Alonso alargó la trazada y se hizo con toda la pista, un movimiento que Vettel criticó al instante por radio. "Me ha sacado de la pista sin más. Ha sido intencionadamente", exclamó sin alterar el tono.

Luego, ante los medios, explicó que no podía defenderse y que el movimiento de Alonso fue precipitado: "Era muy vulnerable, así que podría haberme pasado en cualquier otro momento".

"Creo que la manera en la que se metió en la curva fue 'ahora o nunca', y obviamente tuve que retroceder, de lo contrario nos hubiéramos estrellado. Estaba contento si terminaba la carrera", declaró el piloto alemán de Ferrari.

El español había admitido que Vettel iba en desventaja y que, al ver que en recta era incapaz de sobrepasarle, pese a los daños que de su rival en el coche, buscó el adelantamiento en curva. Alonso habló de daños en la dirección del Ferrari y Vettel se refirió a "daños en el suelo" que hicieron que "el equilibrio del coche desapareciera".

"El coche no era el mismo a partir del toque con Max, el suelo estaba dañado y tenía mucho subviraje".

Más información de motorsport:

 

Fuente: Motorsport.com

Galería: GP de China F1 2018