Que se encienda uno nunca es una buena noticia. En especial, si se trata de alguno de estos siete.

Has tenido mala suerte. Ibas circulando con tu coche cuando un testigo se ha encendido en la instrumentación. ¿Qué puedes hacer? Lo primero es fijarte en el color del símbolo: si es verde resulta meramente informativo; si es amarillo deberías revisarlo en cuanto pares; y, por último, si es rojo, lo mejor es que localices un lugar seguro y detengas en vehículo lo antes posible, para evitar daños graves en la mecánica. 

Para intentar ayudarte en situaciones como esta, hemos hecho esta lista con los siete testigos más 'peligrosos', tanto para el conductor como para el coche, de cara a explicar su significado a través de fotos. Y lo más importante, te deseamos que nunca los veas encendidos.

Los testigos más críticos