Antes de dejar paso a Renault, a principios de la década del 2000, el nombre de Benetton apareció por última vez en la Fórmula 1 con el B201.

Aunque el B201 lleva el nombre de Benetton, marca el final de una era y el comienzo de otra. Diseñado en Enstone, este coche supuso el regreso de Renault a la F1 como equipo de fábrica y, a su vez, el último de Benetton. La marca francesa había adquirido la escudería antes del inicio de la temporada 2001, pero siguieron utilizando ese nombre a lo largo de ese año.

La de 2001 fue una temporada de transición para la estructura. El monoplaza fue trabajo de Mike Gascoyne, al que luego se unió Mark Smith. A principios de febrero presentaron el B201 por todo lo alto, en la famosa Plaza San Marcos de Venecia.

Illustration de la Benetton B201

 

Unos días antes de ese glamuroso evento, el coche había salido por primera vez a pista, durante un 'shakedown' organizado en Barcelona, con Giancarlo Fisichella como piloto. El revolucionario motor y la nueva caja de cambios habían sido probados semanas anteriores, instalados en un B200B, una versión modificada del Benetton de la temporada 2000.

El italiano Fisichella fue compañero ese año del británico Jenson Button. Junto a ellos, estuvo en Venecia un joven Fernando Alonso, que había fichado por cinco años con Renault. En aquellos días se supo que iba a ser cedido a Minardi, equipo con el que disputaría su primera temporada en F1. 

Más noticias sobre Fernando Alonso:

Arriesgada apuesta de Renault

Con este monoplaza, Renault se arriesgó con el motor, ya que el ángulo del V10 RS21 era de 111 grados, alejado de los 72 y 90 de otros motores de la parrilla. Eso creó el primer problema, aunque también daba alguna ventaja que, sin embargo, no fue suficiente: Renault acabaría desarrollando una segunda versión durante la temporada.

Entre los muchos cambios hechos en este B201, estaba también un nuevo fabricante de neumáticos, Michelin, que sustituía a Bridgestone. Eso acabaría siendo crucial en los títulos que Renault logró con Alonso en 2005 y 2006.

En cuanto a resultados, el comienzo de la temporada 2001 fue particularmente difícil para Fisichella y Button, al volante de este último Benetton de la historia de la F1. Se encontraban a menudo luchando contra los Minardi, al fondo de la parrilla.

Pero, a mitad de temporada, gracias a un nuevo paquete aerodinámico y a las mejoras de fiabilidad, llegó el cambio. Fisichella, que había logrado un punto en Brasil en la tercera carrera, llevó al B201 al top 6 en Alemania, el único gran premio en el que Button sumó puntos ese campeonato. Fisichella consiguió subir al podio en Bélgica, en lo que fue el mejor resultado de la escudería. 

Con diez puntos, Benetton-Renault acabó el año en el séptimo lugar en el campeonato de constructores. No fue el más efectivo, pero visualmente merecía mucho la pena.

Motor1.com te propone disfrutar de las mejores fotos del B201, con aparición de Alonso incluida

Fuente: Motorsport.com

Benetton B201 F1 (2001)