Pese a su elevado kilometraje, se trata de un ejemplar muy exclusivo.

Si estás pensando en iniciarte en los coches clásicos, comprar un Citroën DS (conocido popularmente como Tiburón) puede salirte caro. Pero si tienes paciencia, tal vez puedas encontrar una unidad del Citroën CX en buen estado, por un precio cercano a los 5.000 euros.

Sin embargo, como es habitual en todos los campos de la vida, existe una excepción que confirma la regla. Como, por ejemplo, este Citroën CX de 1986, que subastará Artcurial el próximo 9 de febrero, en París, por una tarifa que oscilará entre los 50.000 y los 80.000 euros

Citroën CX Concorde de 1986

En estos momentos, te estarás preguntando a qué se debe ese precio o si, directamente, los compradores han perdido la cabeza. Sin embargo, lo que hace especial a este Citroën CX es la excepcional historia que esconde. 

Allá por 1985, la aerolínea Air France pretendía celebrar el décimo aniversario del primer vuelo comercial del Concorde. Y para ello, encargó a Citroën 10 unidades del CX Concorde, pintada con los colores de la compañía. En otras palabras, se trataba de un CX 25 GTI Turbo pintado en blanco nacarado (incluidos los paragolpes) y tapizado con unos asientos de color rojo (el tejido del asiento del avión).

Citroën CX Concorde de 1986
Citroën CX Concorde de 1986

¿Por qué cuesta tan caro?

Por desgracia, Citroën solo pudo tener a tiempo seis unidades (la realización de la pintura fue un problema), y Air France decidió cancelar el pedido. En la actualidad, solo quedan dos copias y esta es una de ellas, de modo que se trata de un coche único. Pero, ¿realmente merece la pena pagar 80.000 euros por él? Sobre todo, teniendo en cuenta que el odómetro indica que ha recorrido más de 550.000 kilómetros y que hay que retapizar los asientos... 

En cualquier caso, si estás interesado en este coche clásico, atento el 9 de febrero, porque podría ser tuyo. 

Más información sobre subastas en Motor1.com:

Gallery: Un Citroën CX Concorde, a la venta