Registra una sensacional relación entre peso y potencia de 1 kg/CV.

Nuestros compañeros de Motor1.com en Estados Unidos han descubierto un vehículo tan extremo como impresionante, el Quantum GP700. Capaz de completar la aceleración de 0 a 96 km/h (60 mph) en 2,6 segundos, es obra del fabricante Quantum Performance Vehicles, afincado en Australia. Para que te hagas una idea de lo que es capaz este coche, te invitamos a que veas el vídeo adjunto. A priori, parece un modelo perfecto para 'devorar' un puerto de montaña o cualquier tramo revirado.    

Homologado para carretera, el Quantum GP700 ha sido diseñado y desarrollado por Jeff David. Emplea un motor tetracilíndrico, de 2,7 litros, que integra dos compresores volumétricos, para lograr 700 CV de potencia (de ahí el nombre del automóvil) y 653 Nm. La transmisión asociada es la secuencial Holinger, de 6 velocidades. 

Quantum GP700
Quantum GP700

Quantum GP700, a 280 km/h

En cuanto al peso, con apenas 700 kilos, iguala la cifra de potencia, por lo que registra una espectacular relación entre ambas variables: 1 kg/CV. Sí, en este apartado, nada tiene que envidiar al poderosísimo Koenigsegg One:1. La velocidad máxima está limitada a 280 km/h y el piloto puede experimentar más de 2,5 fuerzas G en curvas. Desde luego, para sacarle el máximo partido, hay que entrenar bien el cuello, como los pilotos de Fórmula 1... 

En un comunicado de prensa, la compañía asegura que "el Quantum GP700 asegura una experiencia de conducción verdaderamente inimitable. Nuestro equipo de diseño e ingeniería desarrolla de forma personalizada cada unidad, para satisfacer el estilo y el nivel de conducción del propietario".  

El coche puede adquirirse en varios mercados de todo el mundo por un precio que ronda los 700.000 dólares (al cambio, unos 586.000 euros). La empresa australiana ya se está planteando fabricar una variante cerrada, para no depender de las condiciones climatológicas. 

Otros superdeportivos alternativos:

Quantum GP700