A pesar de las evidentes diferencias de tamaño y potencia, ambos modelos se enfrentan, cara a cara, en una carrera de aceleración.

Las carreras de aceleración son una de las competiciones con más historia en el mundo del automóvil. Mucho antes que la Fórmula 1 o la NASCAR norteamericana, la competición entre dos vehículos era la forma más sencilla de comprobar cuál de ellos era el más rápido... ganando velocidad desde parado.

Lógicamente, en la mayoría de las ocasiones se trataba de medir fuerzas entre vehículos aparentemente similares, con unas prestaciones parecidas, pero ese criterio no siempre es el elegido. El vídeo que aquí os mostramos, realizado por la publicación Car Magazine en Sudáfrica, demuestra que es posible enfrentar a dos deportivos bastante diferentes.

Audi R8 frente a Abarth 595

Ambos modelos miden sus fuerzas en un cuarto de milla

Por si no te has dado cuenta, los protagonistas de tan peculiar competición son un Abarth 595 Competizione y un Audi R8 Spyder. Mientras que el vehículo italiano equipa el motor turboalimentado de gasolina 1.4 T-Jet, con 180 CV de potencia, el representante alemán opta por el poderoso propulsor 5.2 FSI, un V10 atmosférico con 540 CV.

Con los datos oficiales en la mano, el pequeño 595 es capaz de acelerar, de 0 a 100 km/h, en 6,7 segundos y firmar una velocidad máxima de 225 km/h. Una cifras superadas, con claridad, por el deportivo de los cuatro aros: 3,6 segundos en la maniobra de aceleración y una velocidad punta de 318 km/h.

Audi R8 frente a Abarth 595

Así las cosas, la comparación parece tener un claro ganador, ¿verdad? Sin embargo, los autores de la prueba han ideado una distancia para medir la aceleración a lo largo de un cuarto de milla (402 metros, aproximadamente). Para equilibrar el enfrentamiento, el piloto del Audi permanece en el exterior del vehículo y solo se sienta al volante una vez que el Abarth ha iniciado la marcha. Con esta ventaja que le otorga el R8 Spyder a su rival, la disputa queda mucho más igualada, tal y como puedes apreciar en el vídeo.

Para conocer el vencedor final de la carrera, deberás ver la grabación completa, pero ya te adelantamos que ambos modelos suenan de forma maravillosa acelerando a fondo por la recta del circuito. Evidentemente, el deportivo italiano no ruge con la fiereza del bloque V10 alemán.

Otras noticias relacionadas:

Abarth 595 Competizione frente a Audi R8 V10 Spyder