La marca británica estrenó su espectacular Visitor Experience Centre y, en la misma ceremonia, mostró dos nuevas motos de la gama Modern Classic.

Triumph ha escogido un incomparable marco, el Triumph Visitor Experience Centre, para presentar sus dos nuevos modelos. Se trata de un espacio que abrirá sus puertas al público el próximo 1 de noviembre y que se encuentra ubicado en Hinckley, Leicestershire, sede de la centenaria firma británica.

Visitor Experience Centre, el 'templo' de Triumph

Con un acceso completamente gratuito, los visitantes podrán contemplar piezas tan exclusivas como la Triumph Bonneville con la que Steve McQueen saltaba la valla en 'La Gran Evasión', restaurada hasta el mínimo detalle; la Triumph 'N.º 1' de 1902; la Speed Triple de Tom Cruise en 'Misión Imposible 2' y el prototipo del motor del Mundial de Moto2 para 2019.

Además, el centro de visitantes pretende crear una experiencia única mediante una visita guiada a las instalaciones de ingeniería y fabricación, en la que se podrán conocer todos los entresijos y el proceso de trabajo de Triumph.

Sin duda, un espacio de lujo para mostrar, por primera vez, las nuevas Triumph Bonneville Speedmaster y Triumph Bonneville Bobber Black.

Triumph Bonneville Speedmaster 2018

Bonneville Speedmaster, regreso al custom británico     

Después de la llegada de la nueva generación Bonneville y de modelos tan emblemáticos como la T120 y la Bobber, Triumph ha continuado desarrollando su completa gama Modern Classic. La nueva Bonneville Speedmaster se inspira en la tradición de las custom clásicas de Triumph, conservando el ADN de la saga Bonneville.

Una moto en la que se ha cuidado al máximo su diseño para remarcar el estilo custom clásico, con detalles como el faro delantero de estilo góndola, el manillar inclinado hacia atrás, las estriberas adelantadas, el guardabarros trasero fijo y las llantas de radios de 16 pulgadas.

La Bonneville Speedmaster, disponible en tres colores  clásicos también presenta un depósito de combustible de mayor tamaño, 12 litros, para aumentar la autonomía respecto a la Bonneville Bobber. Además, permite una doble configuración del asiento: doble o monoplaza. Ambos están modelados con un denso acolchado para ofrecer la máxima comodidad al piloto y el pasajero, con un acabado Premium con ribetes en contraste.

Triumph Bonneville Speedmaster 2018

Un motor que rebosa par

La nueva Triumph Bonneville Speedmaster no se queda solo en un ejercicio de estilo. Su motor bicilíndrico en paralelo High Torque, de 1.200 cm3, desarrolla un par máximo líder de su categoría, 106 Nm a 4.000 rpm, lo que representa un 42% más que la Triumph Speedmaster de 2015 y un 10% superior que la actual Bonneville T120.

La potencia es de 77 CV, un 25% más respecto a la Speedmaster de 2015 y un 10% más respecto a la Bonneville T120. Unas cifras que van acompañadas de un espectacular sonido, gracias al doble escape de acero inoxidable acabado en cromo brillante, evolucionado a partir de la Bonneville T120, pero con un sonido aún más profundo. Un moderno motor que ofrece un intervalo de mantenimiento de 16.000 kilómetros.

Triumph Bonneville Speedmaster 2018

Aspecto clásico, tecnología a la última

A pesar de su aspecto clásico, la Speedmaster incorpora la tecnología actual más avanzada, al contar con faro delantero con tecnología de tipo LED de 5,0 pulgadas, acelerador electrónico, dos modos de conducción (ROAD y RAIN), ABS, control de tracción desconectable. embrague asistido antirrebote y control de velocidad de botón único.

El panel de instrumentos de una esfera, de estilo minimalista, incorpora numerosas funciones, además del velocímetro analógico y el tacómetro digital, a través de la pantalla LCD, que se controla fácilmente mediante los controles táctiles del manillar.

El sistema de inyección, camuflado bajo unos falsos carburadores, y la refrigeración líquida con un exclusivo radiador y un ventilador más grande mejoran sus buenas prestaciones.

Cuenta con doble freno de disco delantero de 310 milímetros y pinzas Brembo de doble pistón, mientras que, en la rueda trasera, monta un disco trasero de 255 milímetros con pinza Nissin monopistón. Su sistema de amortiguación incorpora horquilla delantera, con barras de 41 milímetros y 90 milímetros de recorrido, y monoamortiguador trasero oculto, ajustable en precarga, con 73 milímetros de recorrido.

Por último, cabe destacar el basculante de estructura tubular, con revestimiento electrostático en color negro, equipado con diábolos para utilizar un caballete central. Con este componente se logra el auténtico aspecto rígido de la parte trasera.

Triumph Bonneville Speedmaster 2018

Más de 130 accesorios originales

Siguiendo la misma filosofía del resto de modelos Modern Classics, la Bonneville Speedmaster tiene amplias posibilidades de personalización, contando con más de 130 accesorios originales para adaptarla al gusto de cada propietario. Por si esto fuera poco, Triumph ha diseñado dos kits para reforzar el carácter de la Speedmaster: el Highway, que ofrece más capacidad viajera, y el Maverick, que refuerza una actitud más minimalista en la Speedmaster con una configuración monoplaza.

Otras noticias de Triumph en Motor1.com:

Forma parte de algo grande

Triumph Bonneville Speedmaster 2018