McLaren ha alcanzado un acuerdo con Honda para poner fin a su alianza y montar unidades de potencia Renault, a partir de 2018, según ha podido conformar Motorsport.com.

La vuelta de Honda a la Fórmula 1 con McLaren ha sido un desastre, desde su regreso a la parrilla en 2015. La falta de rendimiento y los constantes problemas de fiabilidad han convertido esta segunda etapa en un calvario .

La relación se puso tan tensa que, durante 2017, parecía claro que la ruptura iba a convertirse en realidad, con Renault emergiendo con la única alternativa realista para sustituirles en el equipo británico.

Fuentes cercanas han podido confirmar a Motorsport.com que McLaren ha llegado a un acuerdo con Renault por tres temporadas, hasta 2020, momento en el que se cambiará la actual reglamentación de motores.

En principio, McLaren recibirá un trato ecuánime, en cuanto a la versión que reciba de la unidad de potencia, respecto al resto de equipos que montan Renault. Por su parte, Toro Rosso ya habría firmado también con Honda para cambiar al propulsor japonés el próximo año.

Ruptura McLaren y Honda

El acuerdo McLaren-Renault ayudaría a que Fernando Alonso firmase una prolongación multianual de su contrato que comenzó en 2015.

Motorsport.com informó, el pasado fin de semana, de que Renault había hablado con Toro Rosso para incorporar ya a sus filas a Carlos Sainz, aunque no es seguro que este movimiento se produzca.

Sainz ha estado relacionado con los movimientos que se van a producir hasta final de temporada, pero Toro Rosso quiere mantenerle para aumentar sus posibilidades en el campeonato de constructores.

Más noticias de Fórmula 1 en Motor1.com:

 

Fuente: Motorsport.com

Forma parte de algo grande

Ruptura McLaren y Honda