Marc Márquez se lo jugó el todo por el todo en Brno y la estrategia le salió a pedir de boca al español, que se adjudicó su tercera victoria del curso y cogió aire al frente del Mundial.

Brno.- El actual campeón optó por calzar su Honda con la opción trasera más blanda de entre los neumáticos de agua, pero la pista se secó a toda velocidad y pronto se dio cuenta de que había metido la pata

Rodando embotellado entre el pelotón, Márquez fue el primero en entrar a cambiar de moto, en la segunda vuelta, en una maniobra muy parecida a la que el año pasado le dio el triunfo en Sachsenring.

La segunda plaza del podio la ocupó Dani Pedrosa, mientras que el tercero terminó siendo Maverick Viñales, después de que Aleix Espargaró fuera sancionado por provocar el accidente que sufrió Andrea Iannone en el carril de boxes.

Si la prueba tuvo muchas similitudes con la que se celebró en Alemania el año pasado fue tanto por el nombre del ganador como por la mala gestión de la situación de Valentino Rossi.

Al igual que en aquella ocasión, el italiano tardó demasiado en dejar su M1 con gomas de agua y subirse a la que iba equipada con los compuestos lisos (quinta vuelta), pero esta vez fue capaz de minimizar los daños relativamente, y cruzar la meta el cuarto, después de superar a Cal Crutchlow (quinto) en la última vuelta.

Andrea Dovizioso cruzó la meta el sexto; Danilo Petrucci lo hizo el séptimo, Aleix lo hizo el octavo y su hermano Pol, el noveno; y el top ten lo cerró Jonas Folger.

Jorge Lorenzo, por su parte, se vio perjudicado por la falta de previsión de su equipo, que no tenía lista la segunda moto cuando el mallorquín enfiló los garajes. 

Lee el directo de la carrera aquí

Fuente: Motorsport.com

Forma parte de algo grande