El superdeportivo alemán también equipa el paquete carbono para aumentar su exclusividad.

Presentado en sociedad el año pasado, el exclusivo Mercedes-AMG GT R h iniciado su producción hace unas pocas semanas. Un vehículo muy especial y costoso del que pocos clientes podrán disfrutar, debido a que la marca alemana ha seleccionado cuidadosamente a la clientela adecuada para conducir su último superdeportivo.

Mercedes-AMG GT R 2018, primera prueba
Mercedes-AMG GT R 2018, primera prueba

No obstante, la firma de la estrella ya ha comenzado a entregar las primeras unidades del AMG GT R. Y qué mejor escaparate que el Principado de Mónaco para lucir, en primicia, a este vehículo de altas prestaciones. Sin duda, un escenario perfecto para pasear un biplaza tan exclusivo.

Mercedes-AMG GT R 2018, primera prueba

Mercedes-AMG GT R, un velocista vestido de seda

Durante la presentación oficial a los medios especializados, el GT R lucía un verde eléctrico muy llamativo. Sin embargo, la unidad que podemos ver en el video está vestida con un elegante tono negro. Debe ser que su afortunado propietario no quería caer en la extravagancia y hasta las llantas de aleación también están pintadas en el mismo tono. Y por si fuera poco, esta unidad también equipa el paquete de carbono, tal y como puede apreciarse en las aletas laterales y en el prominente alerón posterior.

Mercedes-AMG GT R 2018, primera prueba

Estarás de acuerdo con nosotros, o no, en que el aspecto del modelo germano es impecable. Un poco sobrio, tal vez, pero luce una figura espléndida. Sin embargo, con otros colores como el amarillo solarbeam o el rojo jacinthe designo, el exterior del deportivo seguro que llamaría bastante más la atención.

Mercedes-AMG GT R 2018, primera prueba
Mercedes-AMG GT R 2018, primera prueba
Mercedes-AMG GT R 2018, primera prueba

 Tras ver detenidamente el video, no nos queda ninguna duda del carácter sosegado de su conductor. No quiso 'maltratar' a su nuevo juguete y en todas las tomas se aprecia que trata con delicadeza el pedal del acelerador. En este sentido, debemos recordar que bajo el capó del Mercedes-AMG GT R se esconde un bloque de gasolina con arquitectura V8 y dos turbocompresores, capaz de generar una potencia máxima de 585 CV. Gracias a él, el GT R es capaz de acelerar, de 0 a 100 km/h, en solo 3,6 segundos y de alcanzar una velocidad punta de 318 km/h. Sin duda, hablamos de uno de los deportivos más atractivos de la actualidad.

Otras noticias sobre Mercedes-Benz:

 

 

Forma parte de algo grande

Mercedes-AMG GT R, primera prueba