Fibra de carbono, 405 CV de potencia... Desde luego, al Ares 500, un Abarth 500 "mejorado", no le falta de nada.

¿Quién quiere un Ford Focus RS o un Honda Civic Type R teniendo este Abarth 500 de Pogea Racing? Bueno, técnicamente, su nombre en Ares 500 y se trata de una preparación llevada a cabo por Pogea Racing, sobre un Abarth 500 (ahora conocido como Abarth 595).

Sí, entrega 405 CV de potencia, una cifra que, seguramente, ningún ingeniero de la firma italiana jamás habría soñado. Sin embargo, para eso está el catálogo de preparación del especialista alemán Pogea Racing. También, para recurrir a una carrocería que incluye fibra de carbono en su construcción.

Abarth 500 Pogea Racing (405 CV)

Abarth 500 Pogea Racing, una obra de ingeniería

Pogea Racing recurre al motor 1.4 turbo de gasolina original, pero los 405 CV y 445 Nm que declara nos dan una idea de que poco queda de la mecánica de serie. De hecho, se adoptan componentes como pistones forjados, un turbo más grande, un nuevo árbol de levas, resortes de válvulas reforzados, inyectores de combustible de mayor flujo y piezas para una mejor refrigeración. La caja de cambios manual, de cinco velocidades, también se ha revisado, con un embrague reforzado y un volante motor de aluminio, que aseguran que la transmisión "aguante el tirón".

"Para realizar este proyecto, solo un tornillo del modelo original ha permanecido intacto durante los 4 años de desarrollo", ha dicho el fundador de la empresa, Eduard Pogea. ¿Realidad o exageración? Ya veremos...

Abarth 500 Pogea Racing (405 CV)

Prestaciones de escándalo

Según Pogea, el Ares alcanza los 100 km/h en apenas 4,1 segundos. Seguramente, los problemas a la hora de traccionar de las ruedas delanteras, impidan un resultado todavía mejor. Respecto a la velocidad máxima, el fabricante afirma que la velocidad máxima está cercana a los 288 km/h.

La carrocería también adopta algunos cambios. Por ejemplo, hay fibra de carbono en los paragolpes, los guardabarros, el capó, las cubiertas de los espejos y el alerón de techo. Todo, se traduce en una anchura 48 milímetros mayor.

Abarth 500 Pogea Racing (405 CV)
Abarth 500 Pogea Racing (405 CV)
Abarth 500 Pogea Racing (405 CV)

Para esta unidad en concreto, Pogea Racing recurre a la pintura gris del Lamborghini Reventon, unas pinzas de freno de seis pistones y una suspensión KW Clubsport.

En el interior, el ambiente es igualmente dinámico. Los ocupantes disfrutan de asientos deportivos tapizados en cuero, con detalles rojos. Por su parte, el sistema de infoentretenimiento Pioneer incluye el protocolo Apple CarPlay.

Pogea tiene previsto construir cinco ejemplares del Ares, con un precio de 58.500 euros. ¿Demasiado? Bueno, solo las mejoras del motor cuestan 21.000 euros.

Abarth 500 Pogea Racing (405 CV)

Más información sobre coches deportivos:

Abarth 500 Pogea Racing (405 CV)