El Porsche 911 Project Safari, la preparación definitiva del icono deportivo alemán, permite disfrutar fuera del asfalto.

– Hudson Valley, New York

Con el Proyecto Keen, el piloto profesional Leh Keen se ha llevado su pasión por los Porsche hacia un divertido camino lleno de arena y barro. En esencia, ha recreado la preparación 953 del Porsche 911 que venció en el Dakar de 1984. Sin embargo, las creaciones de Keen no son sólo estéticas, sino que también funcionan.

En una lluviosa tarde de lunes nos encontramos con Michael Pollock en Lower Hudson Valley, New York. Es el orgulloso propietario del Keen Project Safari 4, o, como nos gusta llamarlo, el Porsche 911 Project Safari. Michael usa el Safari para divertirse en los días de lluvia. Se trata de un 911 Carrera 4 de 1991, ligeramente modificado, que en este momento nos espera en un garaje climatizado. A Michael le gusta la analogía de convertir una bicicleta de carretera en una versión de montaña; seguro que entiendes la idea...

Keen Project Porsche 911 Safari #4
Keen Project Porsche 911 Safari #4
Keen Project Porsche 911 Safari #4

Motor1: ¿Siempre has sido entusiasta de Porsche?

Michael Pollock: No, realmente siempre he sido un incondicional de BMW y, a finales de los años 80, incluso vendí Ferrari y BMW durante cinco años. Sin embargo, incluso vendiendo Ferrari sabía que si quieres un deportivo que puedas conducir todos los días, debes tener un Porsche.

Compraste tu primer Porsche hace relativamente poco, ¿verdad?

Sí, en septiembre de 2015 compré un Porsche 911 Carrera 4 (964). Me ayudó un amigo y un grupo conocido como BFD (Drive Break Fix Drive Motorsports), que repararon mi coche entre otros. Modificamos las suspensiones de cinco coches el pasado año; casquillos y otros componentes. En algunos casos sustituimos la suspensión completa.

¿Es ése el trabajo que ha hecho en el Safari 4?

Lo hicimos con la supervisión de Rob Goughary. Algunos ya habían trabajado con él anteriormente, y en mi caso pude hacer la mayor parte de la preparación con él, además de otros dos mecánicos.

Keen Project Porsche 911 Safari #4
Keen Project Porsche 911 Safari #4
Keen Project Porsche 911 Safari #4

¿Cómo supiste acerca de Keen Project?

Conocía la historia de Leh a través del PCA (Porsche Club de America), pero fue mi amigo Dave Minchin quién me envió un enlace de un artículo en un blog de Porsche; fue el primero que leí sobre preparaciones y daba algunos detalles sobre cómo llevarlas a cabo. Cuando se publicó ese texto acababan de comenzar con el Safari #3, así que llamé a Leh y comenzamos a buscar un coche que utilizar como base.

¿Te implicaste mucho en la preparación del Safari #4?

Durante el proceso, Leh se ha divertido tanto como yo. Una vez supe qué color utilizar, Leh realizó algunas recreaciones de mi elección final que me convencieron de conformarme con el Azul Riviera. Me encargué de desmontar el interior, aunque finalmente dejamos los asientos de piel marrón del coche donante. También quería añadir al Safari el soporte de carga sobre el techo y la rueda de repuesto. Le conté la idea a Leh y su proveedor diseñó una sección trasera desmontable réplica de la original; hicieron un trabajo impresionante.

Keen Project Porsche 911 Safari #4
Keen Project Porsche 911 Safari #4
Keen Project Porsche 911 Safari #4

¿Cuánta influencia de Leh hay en cada preparación?

Hay ciertos aspectos de estos coches que son señas de identidad de Leh. No quiero decir que no haya opción a negociar, pero sí hay cosas que a Leh le gusta ver en los coches, como los guardabarros sobredimensionados. A Leh le gustan los asientos GTS Classics Vallelunga, pero el Safari 3 no los tenía. Otro ejemplo es el volante Momo Prototipo; siempre le gustan los coches con un toque no tan moderno. Leh monta su propio alumbrado, pero otras piezas como la defensa delantera o los protectores inferiores se encargan un fabricante de Atlanta.

Keen Project Porsche 911 Safari #4

Leh se ha rodeado de un gran grupo de profesionales para realizar el trabajo. Goldcrest Motorsports es un concesionario Porsche de Georgia que realiza gran parte del trabajo mecánico. Bryson, en Classic Livery of Atlanta, realiza todo el trabajo de carrocería. Es genial porque Leh trabaja habitualmente con ellos y consigue buenos precios; algo que termina beneficiando al cliente. Leh solo recibe un fijo por planear la preparación, así que todos salen ganando.

¿Cómo fue el momento de la entrega?

Desde luego, fue un gran momento. Volé a Georgia, Leh me recogió en el hotel y fuimos a su tienda, donde tenía el coche esperándonos bajo la luz de unos focos y con el resto de la estancia a oscuras. Creo que hay una foto de Leh y yo en su Instagram. Fue una gran forma de recibir el coche. Después tuve oportunidad de ver otras creaciones de Leh, como el Subaru de rally de principios de 2000 que acaba de adquirir y su Safari de uso personal. También el donante que va a usar para el Safari 5.

Keen Project Porsche 911 Safari #4
Keen Project Porsche 911 Safari #4

Condujiste el Safari desde Atlanta de vuelta a Nueva York, ¿verdad? ¿Cómo es ir a 120 km/h por autopista?

De hecho, tuve la experiencia de conducir el Safari a 130 km/h bajo la lluvia en autopista, y resultó impecablemente cómodo y estable. Con la excepción del ruido, podrías conducir este coche continuamente. A lo largo del camino, cada día encontraba algún punto en el que podía circular por pistas de tierra. Conduje el trayecto desde Atlanta hasta Savannah para divertirme en la tierra con un tipo llamado Jim Goodlett, que tiene un 911 de rally de los de verdad, así que menos de cuatro horas después de recoger el Safari ya estaba derrapando con él sobre tierra.

¿Cuáles son las principales diferencias entre 964 Carrera 4 de 1991 y el Safari?

En una palabra, todo. El Safari está elevado, mientras que el 964 es más bajo aún que el modelo original para el mercado norteamericano, que ya era bastante alto. En el 964 había una mínima asistencia para la dirección que no tiene el Safari. También le desmontamos la radio y el aire acondicionado, aunque creo que uno de los Safari construidos hasta ahora sí conserva estos elementos. Lo que me gustaba particularmente de mi 964 era el ruido que hacía, pero en realidad sonaba como un Lexus comparado con el Safari. Me gusta bromear diciendo que el Safari es el coche nacido de mi 964 y el Land Rover 110 de mi hijo.

Keen Project Porsche 911 Safari #4
Keen Project Porsche 911 Safari #4
 

 

¿Has encontrado algún terreno que fuera demasiado para el Safari?

Sí, algún sitio sí que hay. Salí la semana pasada a explorar hacia el norte, en los condados de Dutchess y Putnam (New York) y me metí por un camino donde había un cartel que decía: “Sin mantenimiento entre el 15 de noviembre y el 1 abril”. Por supuesto, seguimos por ahí. Después llegamos a un punto donde encontramos unos 10 centímetros de hielo sobre el camino y entonces pensamos que a veces la prudencia también es una virtud; y nos dimos la vuelta. Las leyes de la física son las que son, independientemente de la capacidad de tu coche.

Esto me lleva a mi siguiente pregunta. ¿Alguna vez has pensado en montar neumáticos de clavos?

Realmente, no. Si viviera cerca de un lago que se helara habría comprado un juego de neumáticos de clavos antes incluso de tener el Safari. Como no es el caso, su uso quedaría realmente limitado, así que ni siquiera he considerado la opción. No está en mi lista de deseos para este invierno.

Keen Project Porsche 911 Safari #4
Keen Project Porsche 911 Safari #4

¿Cambiarías algo del Safari tal como lo tienes ahora?

No, tampoco. Me decidí por una barra horizontal detrás del asiento en caso de que en algún momento decida montar un arnés. No pienso en las cosas que podría guardar en ese espacio, como una bolsa de deporte o una maleta. Es complicado aprovechar el espacio que ha quedado, especialmente por la forma de los asientos. En la parte superior sobresalen lateralmente, lo que hace muy difícil dejar cualquier cosa. No estaba muy seguro de que fuera a montar un arnés de cinco puntos, si no, habría hecho las cosas de otra manera. Un amigo está intentando convencerme de que monte un cabrestante que podría ser de ayuda se te quedas tirado, pero no creo que realmente lo necesite.    

¿Algo más que mencionar sobre la experiencia de vivida con el Keen Project?

He disfrutado mucho trabajando con Leh. Tuve la oportunidad de conocerle en verano cuando su equipo de competición vino a Lime Rock Park; y también a Bob Sanderson, de Goldcrest. Ha habido una total colaboración. Y también ha sido muy divertido.

 

Puedes seguir a Michael y su Safari en su cuenta de Instagram, así como en WheelWell.com.

Fotos: Jonathan Harper

Forma parte de algo grande