¡No llames a estos modelos 'station wagon', por favor!

Los modelos familiares o 'station wagon' siguen siendo populares a pesar del auge de los SUV, pero ya no tienen el tirón de antaño. Por eso, algunos fabricantes se están centrando en los llamados shooting brakes. Se trata de berlinas con una parte trasera similar a la de una ranchera, pero con un techo más plano y a menudo con ventanas laterales sin marco, recordando vagamente a un coupé.

Diseñados originalmente para la caza, son, realmente, una variante más espaciosa, mezcla de coupé, familiar y hatchback. En pocas palabras: un coche familiar de dos puertas.

El Volvo P 1800 ES de 1973 puede servir como un ejemplo bastante conocido, aunque ya antes hubo conversiones de conocidos coches deportivos de la casa Aston Martin. Pero, como en casi todas las categorías de automóviles, los límites de la definición son cada vez más difusos. ¿Dónde empieza el 'coche familiar'? Júzgalo tú mismo.