¿Por qué los repasamos ahora? Porque en unos días volverá a cambiar, para afrontar los nuevos retos de la movilidad eléctrica.

El próximo salón de Franfurt, que abrirá sus puertas al público el próximo 12 de septiembre, será crucial para Volkswagen. Allí, además de mostrar la versión definitiva de un coche eléctrico como el ID.3, también presentará su nuevo logotipo.

Un logo que será la punta de lanza de una nueva imagen de marca, más joven, digital y moderna, con un lenguaje visual más vivo. Todo, en un proceso de creación interna que se ha llevado a cabo en apenas dos meses, para dar como fruto una nueva 'insignia', reducida a lo esencial, con un diseño plano y bidimensional.

Dicho esto, todo lo que viene detrás de la presentación es tan grandioso como costoso, ya que requiere acciones concretas en los 171 países en los que opera Volkswagen.

La primera medida será cambiar el logotipo en el rascacielos de la sede central de Wolfsburg, seguido de las distintas sedes nacionales y concesionarios europeos. Luego, las operaciones se trasladarán a Norteamérica y América Latina, para saltar al resto del mundo a partir de 2020.

En total, se sustituirán unos 70.000 logos en más de 10.000 puntos de venta y servicio en todo el mundo, estableciendo una nueva era para la marca: la del decimotercer logotipo. Hasta entonces, te invitamos a que descubras los anteriores, pinchando en la imagen superior.