¿Nunca tuviste un compañero de clase o trabajo con el mismo apellido que tú?

Aunque las marcas suelen cuidarse mucho en este sentido, no es extraño descubrir que, en algunas ocasiones, dos modelos de distintos fabricantes comparten una misma denominación comercial. 

Es cierto, no es lo habitual. Y siempre se pone el mismo ejemplo, el famoso litigio entre Porsche y Peugeot, que acabó propiciando que el Porsche 901 se transformara en 911. Sin embargo, en esta lista podrás encontrar otros ejemplos curiosos... y no solo referidos a nomenclaturas numéricas. 

En esta primera lista (vendrán más entregas) te presentamos los 10 primeros coches, algunos más conocidos que otros. Pero llegarán más, así que permanece atento a Motor1.com.