Si vas a hacer muchos kilómetros al año y valoras los consumos bajos, esta magnífica versión de gasóleo debe ser la elegida.

No queremos entrar en debates, sino aclararte que todavía tiene mucho sentido comprar un vehículo turbodiésel si vas a hacer muchos kilómetros al año y buscas alcanzar cifras de consumo realmente bajas. ¿Necesitas un compacto? El Honda Civic 1.6 i-DTEC, con 120 CV, Executive 2018 puede ser una opción muy razonable. 

Sí, porque es un vehículo llamativo, espacioso, con un tacto de conducción magnífico y su propulsor de gasóleo suma todas las cualidades que busca un cliente en este tipo de mecánicas. 

En esta guía de compra, hemos analizado la versión dotada del acabado superior Executive, que ofrece un equipamiento digno de modelos de segmentos superiores. Hablamos, por ejemplo, de asientos delanteros calefactables, suspensión adaptativa, llantas de aleación de 17 pulgadas o asistente de luz de carretera...  

Es cierto, su precio no es de los más ajustados del segmento, pero los 24.900 euros, descuentos incluidos, que cuesta esta variante no es una cifra abusiva, teniendo en cuenta sus variados argumentos de compra. No obstante, dispones de un Civic diésel desde tan solo 19.700 euros, con la línea de equipamiento Comfort.

Pincha en la esquina inferior derecha de la imagen para ir leyendo más sobre un compacto muy elogiable y convincente. El diésel todavía tiene mucho que decir...