Gracias al trabajo de Artic Trucks, el modelo oriental luce un aspecto espectacular y asegura una agilidad muy efectiva en campo.

Cuando hablamos de conducción alejada del asfalto, lo primero en lo que solemos pensar es el todoterrenos o todocaminos, de diferentes tamaños, que parecen la mejor elección. Sin embargo, existen otras opciones, derivadas de vehículos comerciales, que pueden cumplir esta función, con mayor eficacia, ofreciendo un plus de practicidad. Hablamos de los pick-up y, en nuestro caso, no lo hacemos de cualquiera. Se trata del Nissan Navara Off-Roader AT32, una preparación del especialista islandés Artic Trucks, que se puede asociar a cualquiera de los acabados actuales del modelo de la firma japonesa.

Galería: Nissan Navara Off-Roader AT32 prueba

La denominación AT32 significa 'Artic Trucks', la empresa que suministra las piezas de la preparación y '32', de las pulgadas del conjunto de la llanta de aleación reforzada más el neumático específico. Esta combinación ofrece una altura libre al suelo de la carrocería 45 milímetros superior a la de cualquier Navara. Otros elementos incluidos en el kit, son el cubrecárter de acero, que protege la parte inferior del bloque, la transmisión, los bloqueos del diferencial delantero y central y parte del depósito de combustible. Tampoco hay que olvidarse de la toma de aire sobrellevada, de tipo snorquel, que nos permitirá vadear rios hasta un máximo de 800 milímetros. Por último, el conjunto está rematado por diferentes elementos de protección, en material plástico, firmado por Artic Trucks.

 

A unas dimensiones de fábrica enormes, debes añadirle unos cuantos centímetros más debidos a las modificaciones realizadas. De esta forma, hablamos de una longitud total de 5,33 metros, por 1,85 metros de ancho y una altura de 1,85. Como puedes comprobar, no estamos hablando de un vehículo ideal para utilizar a diario por las calles de tu ciudad... salvo que vivas en Estados Unidos, donde no vas a pasar desapercibido. La capacidad de carga de la caja es de 1.000 kilos, mientras que la de remolque llega a las 3,5 toneladas.

Otro aspecto a tener en cuenta es que nuestra unidad de pruebas está equipada con la mecánica turbodiésel de cuatro cilindros y 2,3 litros de cilindrada, que desarrolla una potencia máxima de 190 CV y 450 Nm de par motor, entre 1.500 y 2.500 rpm. La caja de cambios es manual de seis velocidades, con reductora, y la preparación añade un tercer diferencial, en este caso al eje delantero, por lo que podremos bloquear los diferenciales de cada eje o solo el central, según sean nuestras necesidades de tracción. Otro detalle determinante en este vehículo es la adopción de un conjunto de muelles y amortiguadores específicos. Los muelles son obra del especialista HR, mientras que los amortiguadores corren a cargo de Bilstein. Todo está rematado por unos neumáticos específicos para campo en medida 275/70.

Nissan Navara Off-Roader AT32 prueba

Lógicamente, si hablamos de dinámica de conducción, el Navara se encuentra más cómodo sobre arena y barro, que sobre asfalto A pesar de ello, debemos destacar la buena insonorización de la cabina y el contenido balanceo de la carrocería, que se aprecia al circular por carretera circulando a ritmos legales. En este sentido, el uso diario por tu ciudad se limitará, únicamente, a un tema de dimensiones en las plazas de aparcamiento que utilices o el ancho de las calles por las que circules.

Nissan Navara Off-Roader AT32 prueba
Nissan Navara Off-Roader AT32 prueba

Si pasamos al campo, el Navara AT32 es un vehículo muy eficaz. La serie de mejoras introducidas por Artic Trucks se perciben desde el primer momento. El aumento de la distancia libre al suelo, los refuerzos en la parte inferior del vehículo, que nos aportan un extra de confianza al circular por terreno complicado, así como la posibilidad de activar los diferentes bloqueos de los diferenciales, nos permitirán disfrutar de jornadas camperas interminables. El motor tiene potencia suficiente para mover el volumen del vehículo, la caja de cambios manual es aconsejable y solo un recorrido ligeramente superior al deseado, de la palanca de cambios, desluce el buen equilibrio general que percibe el conductor en todo momento. Además, ese aumento en la altura libre al suelo también ha mejorado los ángulos de ataque y ventral, lo que te permitirá pasar por zonas complicadas, con un plus mayor de confianza. En definitiva, si estás buscando un vehículo bien preparado para enfrentarse al campo, por complicado que esté el terreno, el Navara AT32 es una magnífica opción.

Nissan Navara Off-Roader AT32 prueba

Tampoco debes preocuparte por el equipamiento disponible. Según sea el acabado que elijas, dispondrás de más o menos elementos, tanto tecnológicos como de confort. En nuestro caso, el kit de Artic Trucks se empareja con el acabado Tekna del Navara. Eso significa que, de fábrica, dispondremos, por ejemplo, del control de velocidad de crucero con limitador de velocidad, grupos ópticos de LED, cámara de visión periférica 360º, acceso y arranque sin llave, climatizador automático bizona, tapicería de piel o sistema de infoentretenimiento NissanConnect, con pantalla de 7,0 pulgadas y navegador.

Nissan Navara Off-Roader AT32 prueba

Antes de concluir, déjame aclararte el tema del precio. El coste de la preparación de Artic TRucks es de 10.000 euros, que tendrás que sumarlos al precio del vehículo, que en el caso de nuestra unidad de pruebas es de 45.680 euros. Eso sí, esa suma considerable, puede verse bastante reducida si eliges un acabado inferior y optas por la mecánica menos potente 2.3 dCi 160 CV. En cualquier caso, debes saber que al tratarse de una preparación oficial, gestionada por el propio fabricante, la garantía oficial de la marca, de 5 años o 160.000 kilómetros, se mantiene vigente y eso es algo a tener en cuenta, tratándose de un vehículo de estas características. Ya sabes, si un pick-up siempre te ha parecido un vehículo simple y anodino, te recomiendo que pruebes el Navara Off-Roader AT32 y estoy convencido que cambiarás de opinión, de inmediato.

Nissan Navara Off-Roader AT 32

Motor Diésel, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 2.299 cm3
Potencia 190 CV a 3.750 rpm / 450 Nm entre 1.500 y 2.500 rpm
Caja de cambios Manual, 6 velocidades
Velocidad máxima 184 km/h
0-100 km/h 10,8 s
Consumo 6,3 l/100 km
Tracción Integral conectable
Peso en vacío 1.963 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero n.d.
Precio base 55.680 euros