Además ser el TT con reductora más barato del mercado y de contar con unas cualidades 4x4 inigualables, el Jimny también presume de un diseño 'vintage' único.

Si hay un modelo que ha generado expectativas en la redacción de Motor1.com España, durante el último año, ese ha sido el Suzuki Jimny 2019. Seguramente, lo habrás notado, por la cantidad de información y fotos espía que hemos publicado del todoterreno japonés.

Por suerte, ya ha llegado el momento de ponerlo a prueba. Y, lejos de defraudarnos, poder conducirlo no ha hecho más que seguir alimentando nuestra debilidad por este TT. Porque hoy en día, en un mundo donde los SUV son legión, disfrutar de un 4x4 ligero y habilidoso, que no se frena ante nada fuera del asfalto, es una sensación inigualable.

Suzuki Jimny 2019: un TT que apuesta por el diseño

Pero antes de entrar en detalles mecánicos y dinámicos, toca empezar hablando de diseño. A fin de cuentas, es la imagen del Suzuki Jimny 2019 lo que, en gran parte, ha generado tantas expectativas.

Es cierto, a priori, decir que este pequeño automóvil 'abusa' de las líneas cuadradas y los ángulos rectos sería una obviedad. Pero, en parte, ahí reside su encanto. No obstante, son esas formas las que le otorgan el aspecto 'vintage' tan adorable y las que nos hacen pensar en modelos mucho más grandes (y caros) como el Mercedes-Benz Clase G o el Jeep Wrangler.

Además, gracias a un catálogo de accesorios casi infinito, es posible adaptar la estética todavía más al gusto del conductor. En nuestro caso, somos partidarios de una parrilla frontal distinta, sin los listones verticales y con el logo clásico de Suzuki. Desde luego, le queda como un guante...

Suzuki Jimny 2019

Con una carrocería de tres puertas, las dimensiones del modelo japonés son realmente contenidas. Con la ficha técnica en la mano, descubrimos que alcanza los 3,65 metros de largo, que son 5 centímetros menos que su antecesor, los 1,65 de ancho (4,5 centímetros extra) y los 1,72 metros de alto (1 centímetro adicional). Todo, combinado con una batalla de 2,25 metros, que es exactamente el mismo dato que el anterior Jimny.

La base de este 4x4 es un chasis de largueros y travesaños, con distintos refuerzos, que ayudan a aumentar las rigidez torsional y a potenciar la robustez, en conducción 'off road'. Respecto a la suspensión, como no podía ser de otro modo, es de eje rígido, en ambos ejes, con resortes helicoidales.

De acuerdo, tiene el chasis y la suspensión óptimos para ser imbatible en campo, pero... ¿qué hay de los ángulos todoterreno? Pues declara 37 grados en el de ataque, 28 en el ventral y 49 en el de salida. Por su parte, la altura libre al suelo es 1 centímetro mayor, hasta llegar a los 21. 

Suzuki Jimny 2019

Un habitáculo con estilo... y el espacio justo

Lo primero que llama la atención del habitáculo del Suzuki Jimny 2019 es el diseño y la tecnología que ofrece. De hecho, no le falta de nada: climatizador automático, volante multifunción o sistema multimedia, con navegador, pantalla táctil de 7,0 pulgadas y protocolos de conectividad Apple CarPlay, Android Auto y MirrorLink.

Por supuesto, puede incluir todas las ayudas electrónicas a la conducción de los últimos modelos de la marca, como el sistema de alerta por cambio de carril y por cansancio del conductor o unos faros con tecnología de tipo LED. Además, también es el encargado de estrenar un sistema de reconocimiento de señales de tráfico.

Suzuki Jimny 2019

Dicho esto, por dentro, se nota que se trata de un todoterreno. Pero no de uno cualquiera, sino del más pequeño del mercado. En las plazas delanteras, la postura es muy elevada, pero no se echan en falta unos centímetros extra, en altura ni anchura. Eso sí, todo tiene un tacto marcadamente campero: la palanca de cambios, la dirección...

Otra cosa son las dos plazas traseras, que ofrecen un espacio muy justo para las piernas. En este sentido, hay que entenderlo como un biplaza, con algo de espacio extra para el equipaje. Aplicando esta solución, tras abatir los respaldos posteriores, el maletero puede pasar de 85 a 377 litros, que son 53 más que en el modelo precedente, en idénticas condiciones.

¿Una curiosidad? Los asientos delanteros se pueden reclinar por completo, dando lugar a una superficie completamente plana. Así que, si alguna excursión se alarga más de la cuenta, siempre se puede dormir dentro del coche.

Suzuki Jimny 2019

Con un único motor de gasolina

La gama del Suzuki Jimny 2019 queda compuesta por una sola opción: un propulsor 1.5 de gasolina, de aspiración atmosférica, que entrega 102 CV de potencia y 130 Nm de par máximo, a 4.000 rpm. Si tomamos como referencia el coche que se ha comercializado hasta ahora, supone 17 CV y 20 Nm adicionales.

Con esos datos, y un peso de apenas 1.090 kilos, consigue alcanzar los 145 km/h de velocidad máxima (la aceleración de 0 a 100 no se ha hecho pública). Sí hay datos de consumo y emisiones de dióxido de carbono (en ciclo NEDC), que son de 6,8 litros cada 100 kilómetros y 154 g/km, en el caso del manual, y de 7,5 litros y 170, en el automático. 

¿Y la microhibridación SHVS? De momento, no hay nada confirmado al respecto, pero no deberíamos descartarlo de cara al futuro, ya que el Jimny rompe todas las medias de emisiones de la gama Suzuki.

Suzuki Jimny 2019

En todos los casos, el propulsor de 1.462 cm3 está acompañado por un 'ayudante' de lujo: el sistema de tracción total ALLGRIP PRO, con una reductora de la 'vieja escuela'. De este modo, en condiciones normales, la fuerza mecánica se envía al eje trasero (modo 2H). Pero si las cosas se complican, a la hora de transitar por terrenos deslizantes, como caminos o asfalto mojado, se puede optar por la tracción total con bloque (4H). ¿Y para las zonas 'off road' más complicadas? Entonces, llega el momento de engranar la función de reductora (4L).

Lo que sí puede elegir el conductor es la caja de cambios. De serie, es manual de cinco marchas, pero también puede equipar una automática, de cuatro.

Suzuki Jimny 2019

Así va en asfalto y campo

Durante la jornada de pruebas, hemos tenido la oportunidad de conducir el coche por carretera y fuera de ella. En el primer escenario, tal vez el menos predilecto, son dos las conclusiones que se pueden sacar: que llama poderosamente la atención de dos de cada tres peatones y que es un coche que cumple... con ciertas limitaciones.

¿Cómo explicarlo? Básicamente, en un momento en el que el 95% de los SUV se conducen como turismos, el modelo japonés sigue demostrando que sigue siendo un TT puro, con una dirección que requiere más movimiento de lo normal, un centro de gravedad bastante alto y unas suspensiones que no filtran ni contienen los movimientos de la carrocería como lo hacen en un turismo.

Además, el motor es voluntarioso, con una buena respuesta a baja velocidad, gracias a que la caja de cambios cuenta con unos desarrollos muy cortos. Pero es cierto, aunque es posible mantener cruceros de 120 km/h en autopista, no es el ámbito en el que se siente más cómodo.

Sin embargo, basta alejarse de la carretera para darse cuenta que se trata de un coche especial, que puede afrontar y superar todo tipo de obstáculos, con una facilidad pasmosa. De hecho, es difícil encontrar un vehículo que 'escale' con tanta naturalidad. En este sentido, la combinación del chasis y la suspensión escogidos, el bajo peso y la tracción total con reductora, hacen que no tenga nada que envidiar a todoterrenos puros mucho más costosos y tecnológicamente más avanzados.

Suzuki Jimny 2019

Desde 17.000 euros... y sin descuento

La gama del Suzuki Jimny 2019 está compuesta por tres acabados, JX, JLX y Mode 3, con unos precios que se mueven entre los 17.000 y los 20.820 euros.

Eso sí, debido a los problemas que está habiendo con la producción en Japón (hasta un año de espera en el mercado local), el Jimny no tiene ningún tipo de descuento. De hecho, son 380 unidades las que se van a comercializar por ahora en España, y el 80% de ellas ya están vendidas... Una cifra que, una vez que el ritmo de fabricación sea el óptimo, llegará a unas 2.000 unidades al año.

Suzuki Jimny 1.5 102 CV ALLGRIP PRO JX

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, atmosférico, 1.462 cm3
Potencia 102 CV a 6.000 rpm / 130 Nm a 4.000 rpm
Caja de cambios Manual, 5 velocidades
Velocidad máxima 145 km/h
0-100 km/h N.D.
Consumo 6,8 l/100 km
Tracción Integral ALLGRIP PRO con reductora
Peso en vacío 1.090 kg
Número de asientos 4
Capacidad del maletero 85-377 l
Precio base 17.000 euros

Galería: Primera prueba Suzuki Jimny 2019