Tras poner a la venta la versión de gas natural comprimido (GNC), la gama del modelo español queda completa con el lanzamiento de tres nuevos propulsores turbodiésel.

Con algo de retraso respecto al resto de la familia, que probamos antes de verano, hemos podido ponernos al volante de los SEAT Ibiza TDI 2018, las variantes turbodiésel de uno de los finalistas a Coche del Año en Europa.

Sin duda, esta demora es un claro ejemplo de la tendencia que viene experimentando el mercado desde hace algún tiempo, donde las mecánicas de gasolina no paran de ganar importancia. Y si es un segmento como el del Ibiza, un coche de uso principalmente urbano, todavía más.

En este caso, los motores 1.6 TDI, con 80, 95 y 115 CV de potencia vienen a unirse a una gama realmente completa, con versiones de gasolina de 75, 95, 115 y 150 CV, así como el representante de GNC, el 1.0 TGI de 90 CV.

Prueba SEAT Ibiza 1.6 TDI 2018

SEAT Ibiza TDI 2018: motores evolucionados

En el plano técnico, en su quinta generación, el utilitario español ha hecho de la nueva plataforma modular MQB A0 su principal seña de identidad. Tanto es así, que, dentro del Grupo Volkswagen, ha sido el modelo encargado de estrenarla. Sobre ella, se asienta una carrocería de 4,06 metros de largo, 1,78 de ancho y 1,44 de alto, que se combina con una batalla de 2,56 metros.

Dicho esto, obviamente, el punto de interés de esta primera prueba se centra en el evolucionado motor turbodiésel, acorde a la normativa Euro 6, que incluye algunas mejoras interesantes. Por ejemplo, la adopción del sistema de parada y arranque automáticos del motor Start&Stop y de un catalizador de oxidación selectiva (SCR), llamado a eliminar las partículas de óxidos de nitrógeno (NOx)

Prueba SEAT Ibiza 1.6 TDI 2018
Prueba SEAT Ibiza 1.6 TDI 2018

Como es lógico, la adopción de este último elemento trae consigo un depósito de AdBlue (una solución acuosa de urea) cuya boca de llenado se ubica junto a la del propio combustible. 

SEAT Ibiza TDI 2018: con tres rangos de potencia

Siguiendo con la mecánica, diremos que dispone de inyección directa de combustible mediante conducto común (common rail). También, que se desdobla en tres variantes.

Empezando por la de acceso, genera 80 CV de potencia y 230 Nm de par, entre 1.400 y 2.400 rpm. En combinación con una caja manual de cinco relaciones, declara 3,8 litros de consumo medio, que corresponden a 99 g/km de dióxido de carbono (CO2), al tiempo que puede alcanzar los 172 km/h y acelerar de 0 a 100 en 13,3 segundos. Su precio parte de 16.530 euros. 

Pasando a la opción intermedia, asciende hasta los 95 CV y permite escoger entre el mencionado cambio manual o la transmisión automática de doble embrague DSG, con siete marchas. Tomando como referencia el manual, anuncia el mismo consumo que el 80 CV, pero sus prestaciones mejoran hasta los 182 km/h y los 11,3 segundos. En este caso, cuesta 16.990 euros. 

Por último, la opción más poderosa genera 115 CV y 250 Nm de par máximo, entre 1.500 y 3.200 rpm. Unido en exclusiva a un cambio manual, de seis marchas, apenas aumenta el consumo (3,9 litros cada 100 kilómetros) y ofrece mejores datos de velocidad y aceleración: 195 km/h y 10,0 segundos. Quien opte por él, deberá abonar 19.840 euros.

Respecto a los acabados, son los habituales en el Ibiza: Reference, Reference Plus, Style, Xcellence y FR.

Prueba SEAT Ibiza 1.6 TDI 2018

¿Cómo van los motores turbodiésel?

Durante la toma de contacto, he podido conducir dos opciones: 95 CV manual y 115 CV DSG.

Empezando por el intermedio, me ha sorprendido la contenida sonoridad que transmite al habitáculo, así como su refinamiento, aparentemente mayor que el que atesora el más potente. Probablemente, se trate de una sensación sin más, que deba comprobar cuando los tengamos más tiempo, ya que las diferencias entre ellos se reducen a gestión electrónica. 

Aclarado este matiz, me ha parecido una opción óptima para moverse con solvencia en ciudad y con suficiencia fuera de ella, aparejada a unos consumos realmente bajos.

En el caso del 115, obviamente, la respuesta es mucho mejor fuera de la urbe. Además, la buena puesta a punto del cambio permite que no se eche de menos la mencionada DSG. Dicho esto, la sensación que transmite es la de ser un motor con un empuje bastante contundente, a bajo régimen, que se mantiene bastante lineal en el resto de revoluciones. 

Prueba SEAT Ibiza 1.6 TDI 2018

También me ha llamado la atención lo sensible que resulta la respuesta ante el modo escogido en el control dinámico de la conducción. Así, en el caso de optar por programas opuestos, como son los conocidos Eco y Sport, puede llegar a parecer que te encuentres ante coches completamente diferentes. 

Respecto a la dinámica de conducción, se mantienen las buenas sensaciones que nos viene transmitiendo, desde su lanzamiento, la quinta generación del Ibiza. Sin duda, se trata de un coche ágil, y cómodo en el día a día, que transmite una sensación de aplomo en carretera propia de un segmento superior.

En este sentido, las dos motorizaciones se asociaban al acabado Excellence, y no al FR, que cuenta con una suspensión específica, de corte más dinámico: un 20% más de rigidez y una altura rebajada en 15 milímetros.

Prueba SEAT Ibiza 1.6 TDI 2018

Amplio y tecnológico

Antes de dejarte con todos los precios, no estaría de más recordar algunos aspectos clave, en los que a espacio y tecnología se refiere. En términos de habitabilidad, como ya comentamos tras probar el resto de la gama, el cambio de plataforma ha propiciado una importante ganancia de centímetros, sobre todo, en las plazas traseras. Aspecto que se complementa con un generoso maletero, de 355 litros de capacidad (63 más que el modelo anterior). 

Prueba SEAT Ibiza 1.6 TDI 2018
Prueba SEAT Ibiza 1.6 TDI 2018

Respecto al apartado tecnológico, puede incluir elementos como una pantalla de 8,0 pulgadas para el sistema multimedia, protocolos de conectividad como Apple CarPlay y Android Auto, un cargador inalámbrico para el smartphone o un equipo de sonido firmado por Beats. 

En cuanto a las ayudas electrónicas a la conducción, puede beneficiarse del control de velocidad de crucero adaptativo ACC (con función stop&go), el sistema de frenada de emergencia automática, con detección de peatones y otro de alerta por cansancio del conductor. 

Más noticias y pruebas sobre el SEAT Ibiza 2018:

Todos los precios del SEAT Ibiza TDI 2018:

Motor (bifuel)

Potencia    

Precios oficiales

1.6 TDI CR St&Sp

80 CV

Desde 16.530 euros

1.6 TDI CR St&Sp

95 CV

Desde 16.990 euros

1.6 TDI CR St&Sp

115 CV

Desde 19.840 euros

SEAT Ibiza 1.6 TDI CR 115 CV St&Sp Xcellence

Motor Diésel, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.598 cm3
Potencia 115 CV entre 3.250 y 4.000 rpm / 250 Nm entre 1.500 y 3.200 rpm
Caja de cambios Manual, 6 velocidades
0-100 km/h 10,0 s
Velocidad máxima 195 km/h
Consumo 3,9 s
Tracción Delantera
Peso en vacío 1.187 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 355 litros
Precio base 21.320 euros

Prueba SEAT Ibiza 1.6 TDI 2018