Los modelos de Opel son fácilmente reconocibles, ya que nos resultan familiares, ahora también son más eficientes que nunca y, sobre todo, resultan extremadamente prácticos.

De hecho, siempre han destacado por ofrecer mucho espacio interior, con soluciones flexibles, como sus reconocidos monovolúmenes, indicados para transportar a familias numerosas. Y uno de esos modelos, precisamente, celebra su aniversario este año.

Hace ya 25 años, en 1999, se presentó por primera vez al público el Opel Zafira, un vehículo pionero en la marca. Con su innovador sistema de asientos Flex7, el modelo revolucionó el segmento de los monovolúmenes compactos de su época y estableció nuevos estándares en cuanto a diversidad de espacio interior.

Además, el modelo de Opel fue galardonado con numerosos premios, gracias a las innovaciones y posibilidades que ofrecía. En nuestro país, de hecho, ha sido uno de los modelos mejor valorados, en términos de ventas, por el público durante años.

Opel Zafira (1999)

Opel Zafira (1999)

Al mismo tiempo, el Zafira ha sentado las bases para numerosas flotas basadas en la tecnología HydroGen y, con el Vivaro HYDROGEN, la realización del actual sistema de propulsión por pila de combustible de hidrógeno para los futuros modelos Movano HYDROGEN. Como modelo pionero en muchas áreas, el Opel Zafira trajo a la palestra soluciones automovilísticas que ahora son reconocidas.

En la primavera de 1999, comenzó la producción del Opel Zafira, un modelo que pasaría a la historia. Cuando se lanzó en su primera generación, el Zafira pesaba sólo 1.390 kilogramos.

La eficiencia era tan importante para Opel entonces como lo es hoy. El Zafira destacó como modelo pionero al ofrecer el mejor rendimiento aerodinámico de su clase, con un coeficiente de resistencia de 0,33 Cx. Combinando la elegancia del diseño con la funcionalidad, el modelo ofrecía un diseño sencillo y una gran distancia entre ejes.

Opel Zafira OPC (2002)

Opel Zafira OPC (2002)

El bajo centro de gravedad del vehículo y el ultramoderno chasis DSA (Dynamic Safety) garantizaban estabilidad y una seguridad óptima durante la conducción. Otra característica destacada del Zafira fue que se convirtió en el primer monovolumen compacto en ofrecer asientos flexibles para hasta siete personas sin necesidad de retirar laboriosamente los pesados asientos.

Esto fue posible gracias al ingenioso sistema patentado de asientos Flex7. Este mecanismo único permitió a Opel establecer nuevos estándares de flexibilidad interior totalmente integrada.

En una media de 15 segundos, el Zafira podía transformarse de un siete plazas a un dos plazas, con un volumen de maletero de hasta 1.700 litros.

Por otra parte, una vez desbloqueados y replegados los reposacabezas, los asientos de la tercera fila podían abatirse fácilmente y colocarse en sus cómodas ranuras del suelo del vehículo, creando una zona de carga completamente plana.

La engorrosa extracción y almacenamiento de los asientos no utilizados temporalmente era cosa del pasado con esta función.

Opel Zafira Tourer (2011)

Opel Zafira Tourer (2011)

El mismo procedimiento se aplicaba a la segunda fila de asientos. Esta fila también podía plegarse, empujarse hacia delante y fijarse detrás de los asientos delanteros para ahorrar espacio.

El asiento del acompañante también podía abatirse hasta una posición horizontal. De este modo, el Zafira tenía una capacidad de carga de hasta tres metros y podía transportar hasta cuatro pasajeros al mismo tiempo.