El SsangYong Actyon, considerado por muchos el primer vehículo de producción que combinaba las características de un SUV y un coupé en una sola carrocería, parece dispuesto a volver al mercado.

Prueba de ello son los documentos internos filtrados recientemente, que confirman que está en marcha el desarrollo de una generación completamente nueva. El proyecto está muy avanzado, con prototipos ya ensamblados que se ultimarán en breve.

Lanzado originalmente en 2005 y descatalogado en torno a 2017, el Actyon resucitará con la misma fórmula estética que tanto gustó en su lanzamiento. En otras palabras, se apostará por líneas atrevidas, cargadas de personalidad y poco convencionales. Los lanzamientos más recientes de SsangYong, como el SUV Torres, insinúan lo que está por venir.

Galería: SsangYong Actyon (2006)

En la parte trasera, la característica caída del techo seguirá siendo el factor original del Actyon. Esta vez, sin embargo, SsangYong promete perfeccionar la fórmula y emplear líneas más armonizadas. 

En otras palabras, el ángulo del techo será más suave y el encaje con los pilotos, más acertado estéticamente. Un prototipo filtrado recientemente, aún camuflado, revela la mayoría de esas novedades.

En la vista lateral, lo más destacado serán los tiradores de las puertas traseras integrados directamente en el pilar C (con el mismo estilo que el Honda HR-V, por ejemplo). Mecánicamente, todo indica que la marca apostará por un motor 1.5 turbo de gasolina con una potencia de 170 CV. Más adelante se ofrecerán versiones híbridas.

SsangYong Actyon

Cuando salió al mercado en 2005, el Actyon marcó tendencia al ser el primer SUV coupé del mundo. Este estilo de carrocería, tan de moda en la actualidad, nunca antes se había explotado comercialmente en un modelo de producción.

Sólo más tarde, en 2008, BMW anunció la primera generación del X6 y se sumó a la categoría. Posteriormente, Mercedes-Benz, Audi, Peugeot, Renault, Volkswagen, Skoda y Fiat también presentaron sus modelos.

En términos conceptuales, la propuesta surgió mucho antes que SsangYong. En 2001, en el Salón del Automóvil de Detroit, BMW mostró al mundo por primera vez un vehículo de este tipo en forma del BMW X-Coupé Concept, diseñado por Chris Bangle.